lunes 24.02.2020

El BNG exige que el Concello de Ribeira actúe en el conflicto laboral de la empresa Ferrín

Solicitarán que se revise el convenio que el Consistorio mantiene con la compañía si ésta no abona los salarios
Xosé Antonio Vázquez Cobas y Xan García denunciaron la “represión sindical” y el “acoso” contra los trabajadores | cedida
Xosé Antonio Vázquez Cobas y Xan García denunciaron la “represión sindical” y el “acoso” contra los trabajadores | cedida

El responsable de la CIG en Ribeira, Xan García, y el portavoz del BNG en el Concello, Xosé Antonio Vázquez Cobas, demandaron ayer que el gobierno local actúe en el conflicto laboral que existe con la empresa de transporte Ferrín.

Ambos anunciaron que el BNG solicitará revisar el convenio que el Concello de Ribeira tiene en vigor con el Grupo de empresas Ferrín (de más de 100.000 euros). Por ello, argumentaron, “a administración local non pode mirar para outro lado como se nada pasara” si la empresa no abona los salarios atrasados y “se non cumpre cos dereitos laborais do persoal”, ya que, señaló, una de las causas de resolución de los contratos administrativos es el impago de los salarios o el incumplimiento de las condiciones de los convenios. 

“As administracións públicas teñen que velar polo cumprimento dos dereitos e se Ruiz Rivas non toma unha posición a favor do persoal será cómplice” concluyó Cobas, quien anunció que “o Bloque rexistrou unha iniciativa na que se esixirá que se tomen cartas no asunto e vemos que o único que fan é mirar para outro lado”. Al mismo tiempo, demandaron a la empresa “cesar a represión sindical que realiza”, ya que aseguraron que ésta “está sometendo a algúns traballadores que pertencen á CIG a unha persecución e acoso constantes por esixiren o cumprimento do convenio colectivo en materia de xornada, horas extras e salarios”. Denuncian que, a pesar de la existencia de “ducias” de sentencias y actuaciones sancionadoras de la inspección de trabajo, la empresa se habría negado a cumplirlas. Xan García destacó que la sociedad fue condenada a indemnizar a la delegada  sindical por vulneración de sus derechos fundamentales en 2016. El pasado julio, la CIG presentó una denuncia penal en los juzgados de Ribeira, “por desacato reiterado e persecución sindical”.

Comentarios