Un boirense de 56 años, en estado ebrio, resulta ileso en un aparatoso accidente de tráfico en Espiñeira

La carretera de titularidad provincial DP-1105, que une las localidades de Boiro y Noia, a la altura del lugar de Espiñeira, fue escenario a las once de esta noche de un aparatoso accidente de tráfico con vuelvo del único vehículo implicado.

Un boirense de 56 años, en estado ebrio, resulta ileso en un aparatoso accidente de tráfico en Espiñeira
La furgoneta Peugeot Partner quedó volcada del lado izquierdo tras la salida de vía   CHECHU RÍO
La furgoneta Peugeot Partner quedó volcada del lado izquierdo tras la salida de vía CHECHU RÍO

La carretera de titularidad provincial DP-1105, que une las localidades de Boiro y Noia, a la altura del lugar de Espiñeira, fue escenario a las once de esta noche de un aparatoso accidente de tráfico con vuelvo del único vehículo implicado. El siniestro se produjo cuando un boirense de 56 años conducía una Peugeot Partner con dirección hacia Boiro y perdió el control de la misma, saliéndose de la calzada por el margen derecho, donde colisionó contra el petril del antiguo puente para acabar volcado el vehículo del lado izquierdo. Aunque el conductor resultó ileso, no podía salir del interior de la furgoneta, por lo que para salir precisó de la ayuda de los Bomberos del parque comarcal de Boiro, que previamente aseguraron el vehículo para que no se moviera. Al lugar también se movilizó una ambulancia de Urxencias Sanitarias-061 Galicia, pero el conductor rehusó a ser atendido, y también acudieron efectivos de la Guardia Civil y de Protección Civil de Boiro. Al cierre de esta edición se estaba a la espera de que acudiera una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico para que le realizase leas pruebas de alcoholemia al conductor, pues presentaba evidentes síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas.