martes 24/11/20

Una boirense dice que vio a Chiclé con “cara de loco” antes del intento de secuestro

La imagen del rianxeiro José Enrique Abuín Gey, alias Chiclé, no pasa fácilmente desapercibida, especialmente por su prominente dentadura. Eso es algo que tienen muy claro todos cuantos han podido ver fotografías

La Policía Local de Rianxo incluyó al Chiclé entre los sospechosos en octubre de 2016
La Policía Local de Rianxo incluyó al Chiclé entre los sospechosos en octubre de 2016

La imagen del rianxeiro José Enrique Abuín Gey, alias Chiclé, no pasa fácilmente desapercibida, especialmente por su prominente dentadura. Eso es algo que tienen muy claro todos cuantos han podido ver fotografías suyas desde su detención. Pero, hay una mujer a la que le ha quedado grabada una imagen de este individuo investigado por el crimen de Diana Quer. Se trata de una boirense de mediana edad que en la noche de Navidad regresaba hacia su vivienda y que asegura que al pasar por la zona de la Rúa do Cruceiro haber visto a esa persona con “cara de loco”. De hecho, nada más llegar a su domicilio se lo comentó a su marido, aunque nunca se imaginó ni se le pasó por la cabeza que poco después pudiera haber intentado secuestrar o agredir sexualmente a una joven en esa zona, ni tampoco que pudiera tener relación con la desaparición de la hija mayor de Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel.

.Esta mujer, que no quiere ningún tipo de notoriedad, por lo que pide que su identidad permanezca en el anonimato, indicó que ese hombre, que luego se supo que era el Chiclé, se encontraba dentro de un vehículo aparcado y que pudo verle la cara, pudiendo apreciar que tenía “los ojos fuera de si”. Después de decírselo a su pareja, no le dio mayor importancia a lo que había visto y continuó haciendo su vida con normalidad, pese a que no podía borrar la cara que había visto y mucho menos cuando pocos días más tarde fue detenido por intento de secuestro de una boirense de 28 años y por el crimen de la adolescente madrileña desaparecida desde el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal, cuando volvía a su casa de veraneo tras divertirse durante unas horas con unas amigas en las Festas do Carme dos Pincheiros. Con el paso del tiempo y según fueron trascendiendo detalles sobre lo sucedido, esta testigo encuentra relación entre lo que pudo apreciar en el rostro del Chiclé y su irracional y atroz comportamiento posterior, aunque reconoce que a toro pasado resulta más fácil decirlo.

Comentarios