miércoles 30/9/20

BOIRO - El asfixiante calor convierte el Día das Peñas en la gran fiesta del agua

El que diga que la celebración del Día das Peñas va a más dentro del programa de las fiestas de verano de Boiro podría quedarse corto. Prueba de ello es lo sucedido ayer, pues además de incrementarse la cifra de peñas, llegando a las 32, así como en la cifra de integrantes de las mismas, se dio algún paso que podría consolidarse dentro de estas actividades.

El que diga que la celebración del Día das Peñas va a más dentro del programa de las fiestas de verano de Boiro podría quedarse corto. Prueba de ello es lo sucedido ayer, pues además de incrementarse la cifra de peñas, llegando a las 32, así como en la cifra de integrantes de las mismas, se dio algún paso que podría consolidarse dentro de estas actividades. Las altas temperaturas que se registraron en la Praza de Galicia, rondando los 35 grados, hicieron que, además de las pistolas de agua, se sumase a la celebración un invitado sorpresa y que fue muy bien recibido: la motobomba de Protección Civil, desde el que se regó a todos cuantos demandaban agua. De esa manera se hizo más llevadero el asfixiante calor que acompaña estos días y se desarrolló de forma improvisada una fiesta del agua, que podría tener continuidad en próximas ediciones.
Aunque la presencia de los peñeiros comenzó antes del mediodía, no fue hasta pasadas las doce y media cuando empezaron a desarrollarse las competiciones entre las peñas. Todo arrancó con las carreras de sacos en las categorías masculina y femenina, imponiéndose Don Glotón y Licor de toxo, respectivamente, que se llevaron unos manguitos para la playa. Un representante de la peña Drink Team se impuso en la peculiar carrera con tacones para chicos, y logró de premio una pamela, para completar el disfraz femenino. El colofón, antes de que las mangueras del camión municipal acabasen de rociar a los exhaustos participantes y en medio de una gran ambientación musical, tuvo lugar con el clásico tiro a la cuerda, con victoria un año más para Pata de pau, en hombre, y Peña peñita peña, en mujeres. Para ello hubo de premio unos guantes protectores “para que no se fagan dano coa corda en próximas edición”, indicaron desde la organización, que volvió a recaer en la asociación Borobó, que cada vez cuenta con más colaboradores, especialmente de la peña Don Glotón.
Por otro lado, la nota crítica de las fiestas volvió a llegar de mano de la Asociación Boirense de Empresarios, que manifestó el malestar del sector del comercio por la colocación en las calles de los tenderetes y chiringuitos de venta ambulante, por entender que perjudican su actividad. Desde la patronal indicaron que se reunieron el viernes con el teniente de alcalde para tratar de mitigar la problemática, pero sigue igual, y añaden que no sólo se aísla a los negocios, cerrando accesos y tapando escaparates, provocando una bajada en las ventas, sino que también ocupan zonas de carga y descarga, falta de control de licencias de venta ambulante o altas en la Seguridad Social y Hacienda y comercialización de productos falsificados.

Comentarios