miércoles 28/10/20

Boiro se queda sin sus banderas azules al renunciar a ellas por no poder cumplir los requisitos

El Ayuntamiento indicó que prefiere optar por aumentar y garantizar los servicios en todos sus arenales
La Bandera Azul no ondea este verano en ninguna de las playas de Boiro | Chechu Río
La Bandera Azul no ondea este verano en ninguna de las playas de Boiro | Chechu Río

Ribeira se queda como único municipio barbanzano en el que ondeará la Bandera Azul, de la que el pasado miércoles se procedió a su izado oficial en la playa urbana de Coroso. Ello se debe a que el Ayuntamiento de Boiro ha decidido renunciar a los distintivos que había solicitado y le habían concedido para los arenales de Barraña, O Saltiño y Carragueiros.  El motivo aducido por dicha Administración local es que no puede asegurar el cumplimiento de las exigencias que se fijaron por parte de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac).

Fuentes del Ejecutivo local indicaron que, además de la dificultad de cumplir algunos de los criterios que ya existían en años anteriores y los que se establecieron antes de la actual convocatoria, desde la Adeac se incluyeron con posterioridad a la concesión de las banderas azules a tres de sus playas una serie de mayores restricciones. Por ese motivo, desde el equipo de gobierno se optó por renunciar a esos distintivos y, por el contrario, aumentar el número de servicios en todos los arenales de municipio, sin que se restrinjan únicamente a esas tres playas, pudiendo garantizarlos en todas ellas. En cuanto a número de socorristas, Boiro cuenta con una quincena de personas formadas para velar en horario vespertino por la seguridad de los bañistas en las playas, en las que se establecieron límites de aforo, que figuran reflejados en la cartelería instalada en cada uno.

La asociación española que concede estas enseñas reconoció que, además de las obligaciones de contar con socorristas y desfibriladores, en esta ocasión, ante la situación excepcional de la pandemia de la Covid-19, han introducido nuevas obligaciones en cuanto a aspectos de seguridad, como la limpieza diaria de los baños públicos, la dotación de EPIS para los socorristas, asegurar que las playas tienen sistemas de seguridad, límites de aforos. E incidió en la idea de que nunca exigió la existencia de duchas o lavapiés en las playas, y precisó que en las circunstancias actuales “las desaconseja vivamente”, por suponer un gasto de agua y un posible foco de contagio innecesario.

Para adaptarse a esas medidas, la Adeac otorgó a los concellos un plazo extra hasta el pasado 15 de julio para retrasar el izado de la Bandera Azul, pero Boiro le comunicó que renuncia a esas enseñas al no poder atender esas exigencias. Esta asociación ya procedió a la retirada definitiva al Concello boirense en 2019 de los distintivos que le había otorgado para A Retorta, A Ladeira do Chazo y Piñeirón por “incumplimiento de criterios imperativos de Bandera Azul referentes al socorrismo”.

Comentarios