viernes 22/1/21

BOIRO - El vecino de Balteiro desaparecido el martes fue hallado con vida cuando regresaba hacia su casa

Raúl San Martín Cerquides, el vecino de 78 años de la aldea de Balteiro, en la parroquia boirense de Cures, que estaba desaparecido de su domicilio desde las dos de la tarde del pasado martes, 18 de octubre, fue localizado con vida pasadas las cinco de la tarde de ayer en las proximidades de su domicilio.

Una pareja de la Guardia Civil se entrevistó con la mujer del desaparecido   CHECHU
Una pareja de la Guardia Civil se entrevistó con la mujer del desaparecido CHECHU

Raúl San Martín Cerquides, el vecino de 78 años de la aldea de Balteiro, en la parroquia boirense de Cures, que estaba desaparecido de su domicilio desde las dos de la tarde del pasado martes, 18 de octubre, fue localizado con vida pasadas las cinco de la tarde de ayer en las proximidades de su domicilio. Fue un vecino del lugar cercado de A Figueira de nombre Vicente, que iba en su coche para juntarse con otras personas para realizar una batida, el que lo encontró desorientado y caminando por la carretera, de regreso a su domicilio. Aunque la víctima no recordaba demasiado bien lo que le ocurrió, un familiar que lo visitó poco después indicó que le comentó que se cayó en una zona de tojos y que debido a su problemas de movilidad, por su sobrepeso, no se pudo levantar durante todo el tiempo transcurrido del sitio donde pasó dos noches.
Saladina Noal, mujer de Raúl San Martín, había manifestado horas antes de que apareciera su marido que había salido a las diez de la mañana de casa y que tuvo una acalorada discusión con unos vecinos y que después de ir a hacer algunos favores a otros en sus huertas volvió a casa al mediodía, pero que se marchó sin comer y sin decirle a donde iba. Aunque ella no lo volvió a ver, hubo un residente en una aldea cercana que iba a ver un partido de fútbol a un bar el que lo vio a las ocho de la tarde a la entrada de la aldea de Balteiro, pero luego no supo nada de él.
Familiares de San Martín Cerquides se mostraron muy felices por el desenlace satisfactorio de la desaparición e indicaron que hasta el lugar donde apareció se desplazó la Guardia Civil, que había activado un dispositivo de búsqueda que incluyó el rastreo con una unidad canina. Luego se movilizó una ambulancia, que evacuó al septuagenario al centro de salud de O Saltiño para que le hicieran una revisión y tras comprobar su buen estado, regresó a su domicilio en Balteiro.n

Comentarios