sábado 14.12.2019

Chiclé permaneció una hora en el área de una antena de telefonía de Asados

Disponer de los millones de datos de conexiones a las antenas repetidoras de telefonía móvil de la comarca barbanzana en la madrugada de la desaparición en A Pobra de Diana Quer,

 

La Guardia Civil investiga si Chiclé permaneció una hora en la nave de Asados | Chechu
La Guardia Civil investiga si Chiclé permaneció una hora en la nave de Asados | Chechu

Disponer de los millones de datos de conexiones a las antenas repetidoras de telefonía móvil de la comarca barbanzana en la madrugada de la desaparición en A Pobra de Diana Quer, y que fueron facilitados por las propias compañías, resultó clave para que la Guardia Civil resolviera el caso y pudiera detener al autor confeso de su muerte, José Enrique Abuín, “Chiclé”. Además de determinar que el celular de la joven madrileña y el del rianxeiro investigado por su homicidio o asesinato se desplazaron juntos y a gran velocidad, en un mismo vehículo, desde las inmediaciones del puente de San Antonio al viaducto de la Autovía do Barbanza, a la altura de la ensenada del río Breiro -lugar donde fue arrojado el iPhone 6 de Diana a la ría-, esa información permitió determinar que el Chiclé permaneció al final de su trayecto durante una hora y cinco minutos en el radio de acción de una antena repetidora próxima a la nave en desuso ubicada en Somoza (Asados-Rianxo), en la que fue hallado el cadáver de la muchacha.

Después de que a las tres menos dos minutos de la madrugada del 22 de agosto de 2016 José Enrique Abuín o un posible acompañante hubiera arrojado el teléfono móvil de Diana Quer al agua, transcurrieron seis minutos hasta que el teléfono del Chiclé pasó de estar conectado en una antena de Taragoña a hacerlo en otra más cercana a Asados. Desde entonces y hasta las cuatro y nueve minutos de esa misma madrugada se mantuvo conectado a este repetidor. Aunque todo apunta a que durante la hora que transcurrió pudo estar en la antigua fábrica de gaseosas “La Pitusa” -reconvertida en almacén de muebles de Maite Rial y ahora en desuso- pero, teniendo en cuenta que el radio de acción de ese tipo de antenas puede llegar a ser de entre 5 y 7 kilómetros, no se descarta que estuviera antes en otro lugar hasta que acabó arrojando el cadáver de Diana Quer lastrado con bloques de construcción a un aljibe con agua limpia de la referida nave de Asados, en donde fue hallada en la madrugada del 31 de diciembre, después de que Abuín Gey confesase ante los investigadores que lo había tirado allí.

Según fuentes consultadas por este periódico, para saber la geolocalización exacta del teléfono móvil del Chiclé en ese intervalo de 65 minutos sería necesario disponer de su teléfono móvil para extraer esa información pero, José Enrique Abuín se lo entregó reseteado a la Guardia Civil, tras haberle dado voluntariamente otro, que no era el que se estaba buscando. La otra opción es que el propio acusado lo indicase en una declaración o una reconstrucción de los hechos, pero eso no está siendo posible por ahora.

Prórroga para ver el suma
La letrada ribeirense Fernanda Álvarez, designada por el Colegio Provincial de Abogados para defender en el turno de oficio al rianxeiro José Enrique Abuín, se mantiene ajena a los medios de comunicación. Sin embargo, este periódico pudo saber que ha solicitado al Juzgado de Instrucción Número 1 de Ribeira una prórroga para poder ver y analizar el voluminoso sumario sobre el caso de la muerte de Diana Quer antes de que se ordene la práctica de nuevas diligencias.

Comentarios