viernes 30/10/20

La cifra de niños saharauis en acogida en “Vacaciones en Paz” baja a la mitad respecto a 2017

O Barbanza destacó muchos años por su capacidad acogedora de niños procedentes de los campamentos de refugiados saharauis dentro del programa

Familias de Rianxo llegaron a acoger nueve niños saharauis en el verano de 2016
Familias de Rianxo llegaron a acoger nueve niños saharauis en el verano de 2016

O Barbanza destacó muchos años por su capacidad acogedora de niños procedentes de los campamentos de refugiados saharauis dentro del programa Vacaciones en Paz. De hecho, hubo veranos en los que se rondó la veintena de chiquillos procedentes de esas zonas, pero en los dos próximos meses de periodo estival, que llegará en poco más de un mes, esas cifras se verán sensiblemente reducidas. De hecho, las previsiones apuntan a que podrían ser la mitad o incluso menos, aunque las cifras definitivas está previsto que se den a conocer dentro de una semana, pues será una decena de niños de los 325 que vendrán a Galicia veranearán en Ribeira, A Pobra, Boiro y Rianxo.

Por ahora, la localidad rianxeira sigue siendo la que previsiblemente tendrá más niños en acogida, con 4, un número sensiblemente inferior a los 8 del año pasado o incluso los 9 de 2016. Aunque en los otros tres municipios se produjeron bajas por parte de las familias debido a enfermedades o a que renunciaron a seguir por motivos personales, las cifras se estaban manteniendo en torno a los diez o doce, pues se fueron sustituyendo con nuevas altas. Pero, en esta ocasión, la cifra no parece que vaya a superar la media docena, e incluso puede empeorar si hay renuncias. Desde Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) indican que esa situación se debe a que hay familias que acogieron varios años a niños que ahora no vuelven al superar la edad permitida en Vacaciones en Paz y no quieren vivir la experiencia con otros nuevos, aunque siguen manteniendo lazos muy estrechos con sus chiquillos de acogida y sus familias, a los que les hacen visitas y envían ayuda y dinero. La única vía de que acepten continuar es poder elegir a un hermano del que ya acogieron en caso de que figure en el programa, y eso es lo que determinará si se varía la baja previsión.

Las delegadas de Sogaps para O Barbanza, Isabel Muñiz y Amparo Cerecedo, hacen un llamamiento para que nuevas familias se sumen a este proyecto que suponen una gran experiencia vital. De todos modos, en lo que a acogida de niños saharauis se refiere hay dos casos de muchachos que, tras pasar sus Vacaciones en Paz con familias de Ribeira y A Pobra, volvieron con sus familias acogedoras dentro del proyecto Madrasa, que les permite una estancia temporal por razones de estudios, y en verano se van con sus familias de origen. Otra muestra de la buena respuesta con el pueblo saharaui fue la Semana Solidaria en la piscina de Rianxo, en la que representantes de Sogaps instalaron un puesto de venta de artículos y recogida de donativos. Además, la empresa que gestiona la instalación, Aquafit, donó 50 euros en medicinas después de que en esa semana sus usuarios nadases 25 kilómetros por día.

Comentarios