sábado 07.12.2019

El colegio Bayón celebrará mañana la 20ª edición de su Andatón por el municipio y una Romaxe Campestre en San Roque

Una representación de alumnos del colegio Bayón presentaron ayer el Andatón 2019 | Chechu Río
Una representación de alumnos del colegio Bayón presentaron ayer el Andatón 2019 | Chechu Río

El colegio Bayón de Ribeira programó para mañana y el viernes la 20ª edición de una actividad clásica en su programación como es el Andatón, que surgió como colofón a las  de senderismo que se realizan durante todo el año. Manuel González, colaborador y amigo entrañable del centro educativo, fue el que propuso en su momento a la dirección circunvalar todo el perímetro del municipio, que una vez realizado por él mismo y el profesorado daba una distancia de 50 kilómetros, de ahí el nombre que recibió. Se decidió que coincidiera con el Día das Letras Galegas ya que en esa fecha se hacía una fiesta campestre en distintos parajes de interés cultural y turístico (A Garita, Dolmen de Axeitos...), por lo que se decidió unir los dos eventos y celebrar dicha festividad, realizando el Andatón en dos etapas. El lema de esta edición es “Recoñecendo a nosa Cultura e a nosa Natureza” y este año el pregonero será Álex Vidal, campeón del mundo de taekwondo, con salida desde el propio colegio a las 9.30 horas.

Además, 225 alumnos de Infantil y Primaria del Bayón celebrarán mañana su Romaxe Campestre en el parque periurbano de San Roque para conmemorar las Letras Galegas. Todos ellos actuarán desde las 11.30 horas en el anfiteatro de ese recinto para mostrarles a sus familias las canciones, ritmos, bailes y poesías aprendidas en las clases de música, pandeireta y baile tradicional. Este ano trabajaron al escritor Antón Fraguas, del que hablarán durante el festival. Será una jornada de convivencia donde los chiquillos mayores acompañan y cuidarán de los más pequeños, y en la que todo el profesorado compartirá, colaborará y participará de la celebración y en la que las familias podrán disfrutar de las actuaciones de sus hijos. Tras el festival, todos los participantes comerán a la  sombra de los pinos y jugarán en la naturaleza, tal y como vinieron haciendo en años anteriores. l

Comentarios