jueves 1/10/20

El colegio Praia Xardín se ve obligado a reducir horas lectivas para que funcione el comedor

Solicitó que de manera eventual el centro tuviera jornada única para organizarse mejor, pero Educación le denegó esa medida
Imagen de archivo de un comedor escolar de un centro educativo de la comarca | Ch.R.
Imagen de archivo de un comedor escolar de un centro educativo de la comarca | Ch.R.

El colegio Praia Xardín se ha visto obligado a hacer encaje de bolillos para lograr que funcionase su comedor escolar con los protocolos anticovid, después de que las medidas que se le plantearon se encontraron con su negativa de la Consellería de Educación. Según informó su comunidad educativa, a los responsables del mismo no les quedó otro remedio que recortar las horas lectivas de las clases de los tres cursos de Infantil, que comen en sus aulas, y de primero, segundo y tercero de Primaria para poder ofrecer el servicio de comedor, que se ha tenido que desdoblar en dos turnos. De esta manera, esos alumnos pierden la mitad de la última clase matinal al tener que salir antes para ir al comedor de forma escalonada.

Se da la circunstancia de que a partir de octubre este colegio boirense seguirá teniendo jornada partida -en septiembre es sólo por las mañanas-, en la que el horario lectivo de todas las tardes es de 50 minutos (de 15.40 a 16.30 horas). Pero, debido a la necesidad de tener que cumplir con los anticovid quedan prácticamente anuladas esas clases. Para evitar esa situación, desde el colegio se solicitó que en la actual crisis sanitaria se estableciese eventualmente la jornada única, para evitar el referido problema, pero esa petición también se tropezó con la negativa de la Xunta. Desde el colegio se consideraba que con la medida propuesta se organizarían mejor los turnos y dispondrían de más margen para esa actividad, sin necesidad de reducir el horario lectivo.

La comunidad educativa indicó que, antes de tomar la medida de reducir parcialmente el horario lectivo, se planteó la reducción del número de comensales, para lo que sería necesario hacer un filtrado con una serie de criterios objetivos, lo que supondría dejar a alumnos sin el servicio de comedor al no caber todos los que tienen derecho al mismo, pues son 223 de los 235 matriculados en el colegio. La respuesta del departamento autonómico de Educación volvió a ser negativa. Por eso fue por lo que se decidió que los niños de Infantil coman en sus aulas y hacer dos turnos en el comedor para Primaria, que se envió al Servicio Central de Comedores y a la Jefatura Territorial y a la Secretaría Xeral Técnica de Educación. 

En este caso, el colegio no recibió otra contestación que el reenvío por correo electrónico de un enlace al protocolo anticovid, “onde non especifican as medidas para o comedor”, señalan desde su comunidad educativa. El colegio pidió más colaboradores para el comedor, pues tienen diez y precisan 14 para mantener en el comedor los grupos burbuja. Algunos padres indicaron que se trata de un momento importante en la prevención de la Covid-19, pues ya que los niños están sin mascarilla. La respuesta también fue negativa y con la amenaza de ver reducido la cifra de colaboradores al haber 10 alumnos menos en el comedor que durante el curso pasado.

Comentarios