Lunes 17.12.2018

Un concierto único con 100 músicos sobre el escenario puso el broche de oro a la LXVIII Festa da Dorna

El Malecón riveirense fue un auténtico hervidero de gente durante las tres horas en que se prolongó el espectáculo musical que se hizo llamar la “Jran Ópera Dorneira Reloaded”. Se trató de un concierto en el que se llegaron a subir al escenario más de 100 músicos y artistas.

O Ollomol fue uno de los grupos que engrandeció la fiesta         LISARDO VILAR
O Ollomol fue uno de los grupos que engrandeció la fiesta LISARDO VILAR

El Malecón riveirense fue un auténtico hervidero de gente durante las tres horas en que se prolongó el espectáculo musical que se hizo llamar la “Jran Ópera Dorneira Reloaded”. Se trató de un concierto en el que se llegaron a subir al escenario más de 100 músicos y artistas de la talla de Javi Maneiro, Tonhito de Poi, Susana Sampedro, Mariú, Abdón Santos, Loren Tevra, O Ollomol, la Coral Municipal de Riveira y los grupos folclóricos Tahume y Ancoradoiro, entre otros, y en el que Xurxo Souto, de Os Diplomáticos de Monte Alto -que interpreta el himno de la Festa da Dorna- ejerció de maestro de ceremonias.
Si con este impresionante e irrepetible espectáculo, con miles de vatios de luz y sonido, se puso el broche de oro a la LXVIII singladura de la Festa da Dorna, lo que ya fue una explosión de júbilo fue la interpretación del Himno de la Dorna, acompañado de un espectáculo de fuegos artificiales, después de las dos de la madrugada de este lunes, de dicho himno por parte de esos 40 músicos y artistas sobre el escenario y con un coro sin igual, como fueron los integrantes de las decenas de peñas que participaron en esta edición de esta fiesta popular que va a más. Esta ópera dorneira fue grabada y emitida a través de “streaming”, pudiendo seguirse la transmisión en directo desde varios locales hostelero de la ciudad.
Este concierto único sirvió para demostrar una vez más el gran talento musical que atesoran los artistas de la capital barbanzana que nacieron en el siglo pasado y en el actual que, según manifestaron muchos de los asistentes, “esta xente o leva nos xenes”. Del mismo modo, quedó demostrado que la Festa da Dorna es mucho más que un conjunto de actividades que se desarrollaron a lo largo de diez días, y que muchos lo definen como un “sentimento brutal” al que cada vez se suma más gente. Entre los peñeiros ya se comentaba que “argallará” ahora la directiva para mejorar lo conseguido este año con este macroespectáculo.
Los peñeiros también empezaron ayer la cuenta atrás para la próxima singladura, aunque algunos recordaron que, como sucede en algunos discos, todavía quedan los “bonus track” que llegarán el 19 de agosto, a partir de las once de la noche, con la cena-baile de gala en el restaurante Baiuca, que amenizará hasta altas horas por un pinchadiscos, y en la que se requiere presentarse con “rigurosa etiqueta”. Ese día estará dedicado a Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón.

Comentarios