miércoles 11.12.2019

Concluye sin éxito el rastreo en la finca de Coroso que se relacionó con Diana Quer

Los agentes de la Policía Nacional no encontraron ninguna pista o prueba sobre el paradero de Diana Quer en la finca de Ribeira que inspeccionaron el lunes. Se trata de un terreno próximo a la playa de Coroso donde un vecino creyó ver a una persona enterrando “algo” en ese solar, según apuntan fuentes de la investigación.

La Policía Nacional no halló ninguna pista sobre al joven desaparecida en el solar inspeccionado en Ribeira | CEDIDA
La Policía Nacional no halló ninguna pista sobre al joven desaparecida en el solar inspeccionado en Ribeira | CEDIDA

Los agentes de la Policía Nacional no encontraron ninguna pista o prueba sobre el paradero de Diana Quer en la finca de Ribeira que inspeccionaron el lunes. Se trata de un terreno próximo a la playa de Coroso donde un vecino creyó ver a una persona enterrando “algo” en ese solar, según apuntan fuentes de la investigación.


Este vecino acudió a la Policía Nacional para que quedase constancia de este detalle que percibió hace casi un año, justo cuando desapareció Diana Quer. Acudió al cuerpo policial al ver las noticias sobre el reciente desbloqueo del teléfono móvil.
Responsables de los rastreos han indicado que en los trabajos en la finca de Ribeira hubo perros entrenados en la búsqueda de restos humanos aunque no se halló ninguna pista en relación con la joven desaparecida en agosto del año pasado.


La inspección de este solar se ha percibido como el primer movimiento de los investigadores tras el desbloqueo del móvil de la joven. Por delante queda un trabajo de “análisis laborioso y los resultados tardarán”, señala el abogado de la madre de Diana Quer. Pedro Víctor de Bernardo explicó ayer que los investigadores todavía no han comenzado el análisis del contenido del terminal. Lo que sí confirman desde el entorno de Diana López-Pinel es que la Guardia Civil había hecho un volcado de la memoria del teléfono hallado el 27 de octubre por un mariscador en Taragoña. Investigadores y familiares esperan que los datos del terminal aporten información relevante para que se pueda reabrir judicialmente el caso que permanece cerrado por falta de pruebas desde el mes de abril.


Malestar en la Guardia Civil
La Guardia Civil, responsable de la investigación, habría manifestado su malestar porque la Policía Nacional llevó a cabo el registro de la finca de Coroso.


Fuentes de la investigación explican que debería ser la Guardia Civil el cuerpo encargado de esta inspección y que se enteraron de que el registro se iba a producir porque los informó el juzgado de Ribeira que lleva el caso. Según el Instituto Armado, lo habitual y lo correcto es que cuando a un cuerpo le llega información sobre un caso que investiga otro, se trasladen a este los datos para que proceda en consecuencia.


Pero en este caso la Poilcía Nacional no habría comunicado a la Guardia Civil la denuncia del particular que advertía de una pista en el solar de Ribeira. Las mismas fuentes indican que pese al requerimiento de los investigadores, la Policía Nacional se limitó a decir que “ya les avisarían si había algo”. Por su parte, la Polcía Nacional mantine que esta actuación se hizo “en colaboración” con la Guardia Civil” .

Comentarios