jueves 04.06.2020

Condenados al pago de multas un hombre y una mujer por incumplir el confinamiento en Ribeira y A Pobra

Un juzgado ribeirense condenó a sendas multas a dos personas por incumplir el confinamiento | Chechu Río
Un juzgado ribeirense condenó a sendas multas a dos personas por incumplir el confinamiento | Chechu Río

 El Juzgado de Instrucción Número 2 de Ribeira, en funciones de guardia, que ayer dictó el ingreso en prisión de dos pobrenses por delitos continuados de desobediencia grave de manera reincidente al incumplir el confinamiento, condenó hoy a una mujer al pago de una multa de 480 euros como autora de un delito similar. La jueza tuvo en cuenta a la hora de dictar la pena, con la que se mostró conforme la sospechosa, la agravante de reincidencia. La mujer, que ya fue condenada el pasado 24 de marzo al pago de una multa de 240 euros por salir a la vía pública durante el estado de alarma sin justificación para ello, volvió a ser interceptada por agentes ayer, 8 de abril, en un supermercado de Ribeira cuando increpaba y molestaba a los clientes. Ese mismo día salió a la calle sin justificación. Además, según el fallo, estuvo el 6 de abril en unos soportales, incumpliendo la orden de confinamiento. La jueza indica en la resolución que “no consta” que la acusada tenga “trabajo conocido” y considera acreditada su dependencia a las drogas.

Un vecino de A Pobra también aceptó hoy ser sentenciado al abono de una multa de 720 euros por cometer un delito continuado de desobediencia. La jueza, que tuvo en cuenta la agravante de reincidencia, señala en el fallo que el sospechoso, a pesar de ser “plenamente consciente de las prohibiciones a la libertad de circulación” fue localizado por agentes en A Pobra do Caramiñal en cinco ocasiones, una de ellas mientras pescaba. El condenado, según la resolución, es drogodependiente, carece de arraigo y su modo de vida es el furtivismo. Además, tiene numerosos antecedentes policiales.

Comentarios