viernes 06.12.2019

Un joven conductor resulta herido grave en un brutal accidente registrado en la Autovía do Barbanza en AMercé

El coche siniestrado, de la marca MG, quedó partido en dos tras el impacto contra un muro de hormigón

El coche quedó partido en dos tras el impacto contra un muro de hormigón de la Autovía do Barbanza    Chechu Río
El coche quedó partido en dos tras el impacto contra un muro de hormigón de la Autovía do Barbanza Chechu Río

Un conductor, cuya identidad responde a las iniciales R.C.G., de unos 24 años y vecino de Teo, resultó herido de gravedad en un brutal accidente registrado en torno a las ocho y diez de esta mañana en la Autovía do Barbanza, a la altura de la salida del kilómetro 31, en el lugar pobrense de A Mercé, en la calzada en dirección hacia Padrón. Al parecer, el siniestro se produjo cuando, por razones que se desconocen por ahora, el automovilista perdió el control de su vehículo y se salió de la calzada por el margen derecho e impactó contra el guardarraíl y el muro de hormigón del puente que pasa por debajo de dicho vial. Debido a la virulencia del impacto, el coche acabó partido en dos, quedando incrustada la parte frontal, incluyendo la zona del volante y cuadro de mandos en el muro y saliendo despedido el resto a alrededor de 30 metros de distancia -el asiento del copiloto con la palanca de cambios quedó desplazada del resto del habitáculo del vehículo-, en donde quedó el conductor, que fue encontrado en su asiento por fuera del coche y que seguía sujeto por el cinturón de seguridad. Se cree que de no haber impactado con el muro de hormigón y partirse en dos, el coche pudo haber salido despedido por los aires tras atravesar la bionda metálica hasta el paso inferior que hay unos 20 metros por debajo de ese acceso de la AG-11

Al lugar del suceso se movilizaron efectivos de la Policía Local de A Pobra, la Guardia Civil de Boiro, la dotación de servicio del parque comarcal de Bomberos de Ribeira, varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico del destacamento de Santiago de Compostela, incluyendo un equipo de atestados, También acudió una ambulancia medicalizada de Urxencias Sanitarias-061 Galicia con base en Ribeira, en la que se estabilizó y entubó a la víctima que estaba inconsciente, y el helicóperto del 061 con base en la capital de Galicia, en donde fue trasladado al herido hasta el Hospital Clínico compostelano. La autovía quedó cortada al tráfico rodado en ese puntos, desviándose el mismo por la referida salida de A Mercé. El vehículo siniestrado es de la misma marca que el del primer accidente mortal que se registró en la AG-11 el 25 de diciembre de 2008.

Comentarios