jueves 12.12.2019

Un conflicto por el marisqueo en Boiro obliga a intervenir a la Guardia Civil

Socias de A Pie impiden la venta en la lonja de Cabo de Cruz a los rañeiros, a quienes acusan de esquilmar sus bancos
Un conflicto por el marisqueo en Boiro obliga a intervenir a la Guardia Civil

La tensión estalló ayer ante la lonja de Cabo de Cruz. Las mariscadoras de A Pie se concentraron desde las nueve de la mañana ante las puertas de la rula con el firme objetivo de impedir que los rañeiros introdujesen marisco en las instalaciones, para su venta. El motivo: Que las mujeres acusan a los de A Flote de haber invadido parte de sus bancos, retirando su marisco sembrado para venderlo ellos.

Durante la mañana de bloqueo ante la lonja, la tensión fue en aumento. Los primeros rañeiros se encontraron con la negativa de las concentradas a permitir el paso. Pero el gentío fue creciendo y la escena caldeándose cada vez más. La situación terminó por obligar a intervenir a patrullas de la Guardia Civil. Con el paso de las horas, las reuniones entre las partes en plena zona portuaria, las arengas,
explicaciones y discusiones terminaron envolviéndose también en algunos forcejeos que motivaron que los agentes tuviesen que actuar para separar a los que se enzarzaban entre sí, todo rodeado de gritos y coros de “marisco ao mar”.


Hubo incluso caídas al suelo tras encontronazos o nuevos forcejeos y también quienes tiraron algo de producto o lo arrojaron al agua desde la explanada.


Desde el grupo crítico de A Pie afirmaban ayer que los problemas han surgido en la zonas de Barraña y entre Mañóns y Ribeira do Chazo. En el primero de los arenales han “desaparecido” las boyas que separan la zona de trabajo de las agruaciones de A Pie y de A Flote. Y desde el inicio de la campaña de los rañeiros el pasado día 3, “desapareceu todo o marisco que tiñamos” en la segunda de las áreas productivas descritas, afirmaban ayer las mujeres.

Las partes reconocían ayer que el conflicto viene de lejos, pero en los últimos tiempos se ha recrudecido, hasta desembocar en la tensa jornada de este jueves, a la espera de soluciones que puedan volver a conciliar el trabajo tranquilo de ambas agrupaciones.
 

Comentarios