lunes 26/10/20

Denunciada una veintena de daños y rotura de espejos retrovisores de vehículos en una noche en Boiro

La Guardia Civil instruye diligencias en relación a una veintena de denuncias presentadas pro propietarios de otros tantos vehículos que vieron como en la madrugada de ayer aparecieron dañados o rotos los espejos retrovisores de sus vehículos.

P15 F2
Imagen de uno de los espejos retrovisores rotos

La Guardia Civil instruye diligencias en relación a una veintena de denuncias presentadas pro propietarios de otros tantos vehículos que vieron como en la madrugada de ayer aparecieron dañados o rotos los espejos retrovisores de sus vehículos, y por la que se ha identificado a dos sospechosos, pero según fuentes de la Benemérita aún no se practicaron detenciones. En torno a la una menos cuarto de esa noche, un particular alertó a la Policía Local de que dos jóvenes, de los que aportó su descripción física y de su vestimenta, daban patadas y rompían espejos retrovisores de vehículos aparcados en la Avenida de Barraña, y que accedieron por un callejón sin salida junto el restaurante Xoanes.

Al llegar al lugar los agentes municipales observaron las incidencias en los espejos derechos de trece vehículos y trataron de localizar a los autores de esos destrozos, pero no lo lograron en un primer momento. Sin embargo, se acercó a ellos un testigo de los hechos, que había escuchado ruidos y al mirar por la ventana observó a dos muchachos, uno con cazadora roja y el otro la llevaba de color azul, que golpeaban el portal de un garaje en esa avenida. Al bajar a la calle los vio caminando hacia Cabo de Cruz y dándole patadas a los retrovisores. Al acceder al callejón citado, un vecino se dirigió a ellos para informarles de la presencia de los jóvenes. Uno es menor de edad de Castro, por lo que se pusieron los hechos en conocimiento de sus padres y lo llevaron a su casa. El otro, un crucense de 21 años, fue propuesto para sanción ante el subdelegado del Gobierno por su comportamiento amenazante y desafiante ante los policías.

Por otro lado, la Policía Local de Boiro denunció desde el miércoles y jueves a tres conductores que circulaban en sus vehículos bajo los efectos de varias drogas. A uno de ellos, un rianxeiro de 46 años, lo interceptaron en la Avenida da Constitución a los mandos de un Saab 9.3. y arrojó un resultado positivo en opiáceos y cocaína, y le inmovilizaron el coche. En dos controles sobre uso de sistemas de seguridad y retención infantil interceptó un Seat Ibiza, cuyo piloto, un pobrense de 31 años, dio positivo en THC y anfetaminas, y un Ford Focus, cuyo conductor, un noiés de 38 años dio positivo en THC. l

Comentarios