sábado 14.12.2019

Denunciados dos conductores de autobuses por vertidos de gasóleo sobre viales en Ribeira

Las apariciones de manchas de combustible en diversos viales de la comarca se han convertido durante las últimas semanas en demasiado habituales. Esta circunstancia, sumada al agua de la lluvia,

Un vertido causó accidentes pero al marcharse los afectados no se pudo probar | CHECHU
Un vertido causó accidentes pero al marcharse los afectados no se pudo probar | CHECHU

Las apariciones de manchas de combustible en diversos viales de la comarca se han convertido durante las últimas semanas en demasiado habituales. Esta circunstancia, sumada al agua de la lluvia, provoca que las carreteras se conviertan en pistas de patinaje. Lo más habitual es que no se descubra la autoría de ese vertido, pero las investigaciones llevadas a cabo por parte de agentes municipales de Ribeira permitieron descubrir quienes estaban detrás del derrame de gasóleo que se detectó los días 22 y 23 de diciembre pasado en la rotonda de Xarás y su entorno y que fueron eliminadas por la dotación de Bomberos del parque comarcal ribeirense. Por esos sucesos, la Policía Local denunció a dos conductores de autobuses por una infracción al Reglamento General de Circulación, por arrojar sobre la vía objetos o materias que hagan peligrosa la libre circulación, parada o estacionamiento y/o deteriorar aquellas y sus instalaciones. Esas denuncias se sumaron a otras dos que se cursaron en la capital barbanzana hace aproximadamente medio año por idéntico motivo.
Estas infracciones fueron sancionadas con una multa de 200 euros y la pérdida de 4 puntos en el permiso de conducir. En el vertido de gasóleo registrado el 22 de diciembre, un alertante había comunicado que debido a esa incidencia un coche había patinado y quedó atravesado en una de las glorietas y fue alcanzado por otro de los vehículos, e incluso que también había provocado la caída de un ciclista. Sin embargo, cuando llegaron los agentes municipales y los Bomberos a ese lugar ya no había rastro de ellos. En el caso de que hubieran permanecido en el lugar y se probasen esos accidentes, la sanción a imponer se elevaría a 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carnet.
Además, unos días antes, en la jornada del 15 de diciembre, se registró otro vertido en esas mismas rotondas. En ese caso, la mancha se extendió mucho más e incluso afectó a la carretera en dirección hacia Aguiño, tanto a la altura de la capilla de San Roque como en la glorieta del cruce de O Vilar, y que provocó la intervención de Bomberos y GAEM ribeirenses, y de la Guardia Civil de Tráfico. En este caso, está pendiente de saberse si se descubrió al responsable del vertido. l

Comentarios