lunes 30/11/20

Denuncian la pasividad municipal ante los frecuentes y graves vertidos en el estuario del Breiro

Los afectados dicen que el pleno en el que se aprobó la moción sobre la Huelga Mundial por el Clima resultó “un paripé”
Los vecinos advierten de los frecuentes vertidos en el estuario del río Breiro | Chechu Río
Los vecinos advierten de los frecuentes vertidos en el estuario del río Breiro | Chechu Río

Vecinos de Boiro asisten atónitos a lo que califican como la “pasividade” e “irresponsabilidade” del alcalde, José Ramón Romero, “Martiño”, ante los graves vertidos que se vienen produciendo desde hace un tiempo en el estuario del río Breiro, concretamente en la playa de Barraña. Los afectados señalan que esta situación se produce poco después de la aprobación por parte del pleno de la corporación municipal, reunido en sesión ordinaria de septiembre, en el que se aprobó por unanimidad la moción presentada por vía de urgencia sobre la Huelga Mundial por el Clima, contra la crisis climática de contaminación que destruye los ecosistemas marinos del mar y la deforestación, entre otros efectos perjudiciales.

Los denunciantes indicaron que esa iniciativa salió adelante basándose en que las medidas que se proponían eran coherentes y de sentido común y que nadie se podría oponer. Pero, estos vecinos consideran que todo lo que se hizo en ese pleno municipal fue “un paripé”, y no hacen nada al respecto pese al referido propósito de buenas intenciones, “como se ve na pasividade manifesta ante estes verquidos altamente contaminantes”, precisaron.

Esos boirenses muestran su perplejidad ante la pasividad, sobre todo teniendo en cuenta que el departamento municipal de Medio Ambiente se ha dotado con un policía local para vigilar la contaminación, además de la técnica funcionaria que ya había. Y añadieron que el Ejecutivo local, que gobierna en minoría con cinco concejales, se ha gastado dinero en crear un nuevo departamento en el Concello, “poñendo os seus despachos máis bonitos e grandes e contratando máis xente, para que non se faga nada”.

Los vecinos denunciantes de esta situación indicaron que los referidos vertidos tienen lugar de manera continuada y nadie del Ayuntamiento está ejerciendo sus funciones ante una situación que no es nueva. Según apuntaron los afectados, estos vertidos son “demasiado frecuentes” y consideran que están acabando con el marisco de la cosecha de Navidad. Señalaron que desconocen su procedencia, pero lo que no entienden es que “ninguén faga nada por arranxar esta situación co grave prexuízo que isto pode causar aos mariscadores”.

Comentarios