miércoles 30/9/20

Denuncian vertidos de restos de coches y de lavados desde un taller al río Breiro

Vecinos de la zona de Cimadevila señalan que ese negocio no aparece en el registro de talleres de Industria

Los denunciantes se han encontrado con restos de carrocerías de vehículos en el río Breiro
Los denunciantes se han encontrado con restos de carrocerías de vehículos en el río Breiro

Vecinos de Cimadevila denuncian que un taller mecánico y concesionario de vehículos contiguo a la finca convertida en un vertedero ilegal de residuos de la construcción y demolición “sorprendentemente  está vertiendo al río Breiro neumáticos, carrocerías y envases y, además, realiza el lavado exterior de los coches antes de su entrega al cliente por su reparación, en la explanada trasera ubicada encima del cauce fluvial, desaguando al mismo los detergentes contaminantes usados en esa limpieza”. Además, recuerdan que ese río discurre por pequeños núcleos de población, fincas de labradío y pastoreo y desemboca en un banco de marisqueo y en una playa, la de Barraña, distinguida con bandera y de la que disfrutan los bañistas en estos días de sol.  

“Ante tal terrorismo ecológico los vecinos nos hemos percatado de que en la página web de la Xunta de Galicia no aparece ese concesionario en el registro de talleres de Industria, con todas las implicaciones que eso conlleva: falta de  gestión medioambiental, vulneración de todas las normas de residuos y gestores autorizados de recogida, libro de registros, según la Lista Europea de Residuos  Ley 1/1995 de Protección Ambiental en materia de inspección y vigilancia”, manifestaron los residentes. Estos últimos precisaron que debido a esa ausencia no va a ser inspeccionado por ningún órgano competente medioambiental, por que no figura en la Base de Datos de Inspección. Indicaron que en el vecindario de Cimadevila nadie puede creerse que a día de hoy, en pleno año 2019, pueda ocurrir algo semejante. “Es que lleva toda la vida ahí, incluso antes de la construcción de los edificios y nadie lo ha inspeccionado. Todos los talleres están mínimamente controlados en estas cuestiones”, señalaron los afectados. De igual modo, los residentes se preguntan por quién le permite que ese taller pueda estar abierto y funcionando de esa manera.

Según manifestaron a este periódico, todo apunta a que esa falta de control medioambiental en la recogida de deshechos industriales, como piezas de coches, “que son tirados sin ningún tipo de tratamiento en el  contenedor público de recogida de basura orgánica, que sólo le da servicio a ese concesionario”. Señalan que el Concello boirense, que gestiona directamente el servicio de recogida de basura, “no actúa ante tal atrocidad medioambiental”. De igual modo, puntualizaron que no se deben mezclar los residuos industriales con los domésticos ya que, si no se separa correctamente, Ecoembes y Sogama pasan una factura superior al Concello, “que transmite esa subida en el recibo de basura a todos los vecinos de Boiro”, subrayaron.

Los vecinos preparan una demanda por “tal terrorismo medioambiental” ante el Ayuntamiento boirense, así como ante las sociedades Ecoembes y Sogama, “para que sus inspectores supervisen tal atrocidad y tomen las medidas precisas para evitar tal situación rocambolesca”. Los vecinos de la zona de Cimadevila se preguntan de qué sirve que ellos estén separando los diferentes tipos de basuras domésticas, si después hay quien los mezcla con deshechos industriales que deben ir por otro cauce de gestores autorizados con licencia, con un tratamiento especializado, y que están siendo procesados sin las garantías medioambientales básicas.

Comentarios