domingo 15.09.2019

Detenida una ribeirense a la que su hija de 11 años denunció por violencia doméstica y abandono de familia

La Policía Nacional ribeirense detuvo en la tarde del lunes a una vecina de la capital barbanzana, aunque natural de Santiago de Compostela, de 42 años, a la que su hija de 11 años denunció por los delitos de violencia doméstica y abandono de familia. Pese a que no han trascendido demasiados detalles de los hechos ni del testimonio de la menor de edad, se sabe que la chiquilla acudió en torno a las cinco de la tarde de ese mismo día a la comisaría, a donde llegó acompañada de una vecina, para poner los hechos en conocimiento de las fuerzas y  cuerposde seguridad.

Al parecer, la mujer había estado bebiendo en locales hosteleros de la ciudad y cuando llegó a uno de ellos, situado en el Malecón, el dueño y los empleados se percataron de que iba ebria. La clienta pidió cerveza y, para evitar que empeorase su estado, se la dieron sin alcohol. Poco después, llegó al domicilio y fue cuando supuestamente se registraron los hechos denunciados por su hija. Según pudo saber este periódico, a la espera de lo que decida el juez, la medida que se adoptó de inmediato fue la de proteger a la niña, que se quedó temporalmente con una tía en la vecina localidad de Porto do Son. l

Comentarios