viernes 06.12.2019

Detenido un conocido delincuente por el robo en el restaurante Penín tras dejarlo en libertad una jueza

La Policía Nacional lo había pasado por la mañana a disposición judicial acusado del robo en el Híper Gadis

Los ladrones reventaron la parte inferior del cristal de la puerta de Penín | Chechu Río
Los ladrones reventaron la parte inferior del cristal de la puerta de Penín | Chechu Río

Un conocido delincuente de la capital barbanzana, Alejandro G.R., apodado “Jasapo”, de unos 25 años, regresó ayer a los calabozos de la comisaría. Lo hizo al ser nuevamente detenido escasos segundos después de que la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Ribeira dictase un auto en el que lo dejaba en libertad con cargos. La Policía Nacional lo había arrestado en torno a las diez de la noche del pasado domingo junto a otro joven, Daniel F.B., de una edad similar, tras sorprenderlos a la altura de un gran bazar oriental de la Avenida da Coruña huyendo con una máquina expendedora de bolas que supuestamente habían sustraído previamente en el centro comercial Gadis Hiper. .

Las unidades científica y judicial habían realizado previamente un trabajo de investigación que permitió obtener los indicios probatorios sobre su implicación en el robo con fuerza registrado en torno a las cinco de la madrugada del sábado en el restaurante Penín, situado en la Praza de Vigo, en el que los ladrones rompieron el cristal situado en la parte inferior de la puerta del establecimiento para acceder a su interior, del que se llevaron un exiguo botín, que se cree que no superaba los 15 euros en monedas de entre 1 y 20 céntimos que sus propietarios habían dejado de cambio en la caja registradora. 


Las huellas que recogieron los integrantes de la Policía Científica de la comisaría de Ribeira permitieron la identificación de “Jasapo” como sospechoso de la autoría de ese robo, del que también se descubrió quien era su cómplice, que se había quedado fuera vigilando y que se encaró con un transeúntes que le llamó la atención por lo que estaban haciendo, pero al cierre de esta edición aún estaba pendiente de ser detenido. El testimonio de ese hombre que lo vio en el lugar podría resultar clave para saber mucho mejor lo que sucedió e, incluso, de haberse producido un forcejeo o acción similar con ese testigo, se les podría acusar de un robo con violencia e intimidación. La Policía Judicial está tratando de identificarlo, aunque no está resultando nada fácil, por lo que hace un llamamiento para que se persone en la comisaría para poder tomarle declaración.

Comentarios