Detenidos dos ribeirenses en A Pobra acusados de robos en Santa Uxía y en O Campiño

La Guardia Civil de Boiro se hizo cargo de los detenidos y las investigaciones | Chechu

Dos ribeirenses, cuyas identidades responden a las iniciales F.J.M.A. "Millares", de 47 años, y A.G.V. “Carallán”, de 35 años, fueron detenidos ayer en A Pobra bajo la acusación de ser los presuntos autores de robos perpetrados en Santa Uxía

Dos ribeirenses, cuyas identidades responden a las iniciales F.J.M.A. "Millares", de 47 años, y A.G.V. “Carallán”, de 35 años, fueron detenidos ayer en A Pobra bajo la acusación de ser los presuntos autores de robos perpetrados en Santa Uxía y en el lugar pobrense de O Campiño. Por el momento no han trascendido muchos datos más allá de lo que presenciaron algunos testigos del momento de arresto y de otros acontecimientos previos. Fue un particular el que alertó en torno a las ocho y media de la mañana a los agentes municipales que realizaban un servicio de vigilancia por la localidad de que en la explanada que hay delante del estadio de fútbol de A Alta, en Cabío había un Ford Escort que circulaba con la rueda delantera derecha sin neumático y sobre la llanta, y que hacía un ruido inmenso.
La patrulla policial se dirigió hacia allí y detectó dicho vehículo en el vial del Paseo do Areal que iba en dirección hacia el relleno portuario, por lo que dieron la vuelta para ir en su busca. Localizaron ese automóvil cuando acababa de deternerse en la zona de la parada de taxis y, en ese momento, dos individuos descendieron del mismo a gran velocidad y se trataron de dar a la fuga hacia la Rúa Castelao portando diversos objetos en sus manos, entre los que eran visibles un ordenador portátil, una tablet, un disco duro, un manos libres, un cargador, una memoria USB y unas gafas de sol.
Los agentes municipales les dieron el alto y les pidieron explicaciones, a lo que respondieron que habían tenido un accidente y que por eso se detuvieron, y que hasta entonces el conductor era otra persona, al que identificaron como un conocido delincuente de A Pobra, y añadieron que en esos momentos no se encontraba allí, pues dijeron que se había apeado poco antes y les había abandonado al percatarse de la presencia del coche policial. Debido a que a los policías locales no les pareció muy creíble lo que les contaban, solicitaron la presencia en el lugar de la Guardia Civil, que tras varias gestiones comprobó que el Ford Escort era un coche del que se había denunciado su sustracción en Ribeira y que los objetos intervenidos podrían proceder de un robo en una vivienda de O Campiño, por lo que ambos fueron arrestados como presuntos autores de delitos contra el patrimonio. l