Viernes 16.11.2018

Dieste suspende el Pleno y evita las críticas de los afectados por el gas

El alcalde de Boiro, Juan José Dieste, se vio obligado a suspender el Pleno ordinario por convocarlo de forma irregular al no notificar a los concejales de la oposición con la antelación de dos días hábiles, tal y como recoge la norma.

El alcalde de Boiro está en el centro de la polémica política |
El alcalde de Boiro está en el centro de la polémica política |

El alcalde de Boiro, Juan José Dieste, se vio obligado a suspender el Pleno ordinario por convocarlo de forma irregular al no notificar a los concejales de la oposición con la antelación de dos días hábiles, tal y como recoge la norma. Sin embargo, los grupos políticos entienden que detrás de esta decisión está la intención del regidor de evitar la intervención en la sesión de los afectados por la planta de gas que se pretende instalar en el municipio y que cuenta con una amplia contestación social.
En este sentido, Boiro Novo sostiene que Dieste decidió suspender el Pleno justo después de que la plataforma de afectados por la planta de gas “trasladase ao goberno a súa intención de intervir na sesión”, avalados por 2.600 firmas.
Por esta razón, desde Boiro Novo remarcan que el alcalde “escapa das súas responsabilidades” y de ser “incapaz” de reunirse con los vecinos para escuchar sus inquietudes en un tema que genera contestación social como es el de la instalación de dos depósitos de gas licuado en el centro urbano de la localidad.
Por su parte, el Partido Socialista habla de “situación lamentable e bochornosa” como consecuencia de la “sensación de desgoberno” que ofrece el PP con Juan José Dieste al frente.
Los socialistas señalan que el departamento de Urbanismo está paralizado y lamentan que no se les ofrezca la información que solicitan, ya que esto “dificulta a labor da oposición”.
Para el PSOE “é unha falta de respecto” que no se explique a los vecinos la posición del gobierno local respecto a la planta de gas.
Desgobierno 
El PSOE entiende que se está produciendo una situación de “desgoberno” en Boiro por los errores en la convocatoria del Pleno y por tener que suspenderlo tras los informes que corroboraban que no se habían respetado los plazos.
Responsabilizan de forma directa al alcalde, al que atribuyen un papel “autoritario e personalista” a la hora de llevar a cabo la gestión municipal, “infrautilizando al equipo que lo acompaña para hacer esta labor”.
El portavoz de ICBoiro, Manuel Velo, también criticó con dureza al primer edil porque no convoca los plenos con la regularidad precisa. Incide al respecto que siempre trata de buscar la fórmula que más le conviene para impedir que los vecinos asistan a las sesiones. Y en este caso estaba prevista la presencia de los afectados por la planta de gas, quienes recogieron 2.600 firmas de apoyo a sus reivindicación y que querían defender en el salón de plenos para que la corporación conociese sus inquietudes.

Comentarios