jueves 13/8/20

Egidio y sus hermanos gemelos se enfrentan a un total de 76 años de cárcel por robos con violencia

Los tres están en situación de prisión preventiva en Teixeiro por esos hechos desde el día 27 de septiembre de 2018
“Egidio” fue conducido por la Guardia Civil a los juzgados tras su detención | Chechu
“Egidio” fue conducido por la Guardia Civil a los juzgados tras su detención | Chechu

Tres hermanos ribeirenses se sentarán a las diez de esta mañana en el banquillo de los acusados para responder ante el Juzgado de lo Penal Número 2 de Santiago por un total de ocho robos con violencia registrados en la segunda quincena de septiembre de 2018 en A Pobra y Boiro. Se trata de Manuel Montemuiño, “Egidio”, al que la Fiscalía le pide un total de 32 años y medios de cárcel, y de sus dos hermanos gemelos, Anxo y Alexandro, que se enfrentan a peticiones 25 años y medio de prisión -22 años y tres meses si en uno de los delitos se le atribuye uno de receptación en lugar de lesiones leves- y 18 años y 9 meses, respectivamente. Los tres permanecen en la cárcel de Teixeiro desde el 27 de septiembre de 2018por esta causa.  

A los tres se les atribuye el primer delito de la serie, registrado en la noche del 19 de septiembre. Fue un robo con violencia a un repartidor de pizzas, que llevaba un pedido que le hicieron los gemelos a un parque junto la Rúa Breiro (Boiro). Le dijeron que iban a por dinero y que los acompañara al portal de un callejón, donde entró en escena Egidio, que esgrimió un cuchillo jamonero hacia la víctima, al tiempo que le exigió el dinero que llevaba. La víctima temerosa reaccionó entregándole la cartera con 80 euros, tarjeta de crédito, DNI y tickets de cobro con tarjeta. Una hora después, los gemelos hicieron otro pedido desde la Rúa Breiro a una casa de comida por importe de 24,50 euros, para lo que le dijeron al repartidor que le pagarían con un billete de 100 euros, por lo que fue a la oficina por los 75,50 del cambio, que les entregó y a cambio ellos le dieron un billete de 50 dirhams magrebíes, cuyo valor no supera los 5 euros. Por ello se les acusa de un delito leve de estafa. 

Tres días después, un gemelo abordó en la Rúa Venecia (A Pobra) a una mujer de 79 años, le puso un cuchillo en el cuello y le arrebató con fuerza un bolso que llevaba en la mano, con 30 euros, tarjetas, teléfono y otros enseres, y ella cayó al suelo y sufrió contusiones y una crisis de ansiedad. El otro gemelo y Egidio llegaron a tener en su poder el teléfono de la víctima, pese a conocer su ilícita procedencia, por lo que se les acusa de receptación. Ese día, los tres acusados hicieron un pedido de pizza a un negocio de Ribeira y le dijeron al repartidor que se lo llevase a un aparcamiento junto los semáforos de A Pobra. Allí, uno sacó una navaja y otro una porra y la esgrimió para pedirle “la pasta”. por lo que les dio la riñonera y ellos le propinaron dos golpes. 

Unas 24 horas después, Egidio acudió a la gasolinera que hay a la entrada del casco urbano y activó y esgrimió delante de un empleado un puño americano tipo taser que llevaba, y le exigió la cartera, ante lo que la víctima, atemorizada, le entregó la riñonera con 400 euros. La Fiscalía apunta que, horas después y con el rostro oculto, los gemelos abordaron junto a un pub pobrense a una persona de 53 años, le golpearon en la cara, causándole lesiones, y le quitaron de un bolsillo la cartera con 20 euros, un teléfono móvil y otros objetos.  En caso de que no se acepte que fueron ambos los autores del robo con violencia, el Ministerio Público plantea el delito alternativo de receptación para uno de ellos por estar en posesión del teléfono sustraído cuando lo detuvieron.

La Fiscalía atribuye a Manuel y Anxo López Montemuiño un robo con violencia. El primero golpeó con una porra extensible a un joven en la cabeza -lo había abordado el gemelo, que habló con él ya que lo conocía-, tras pedirle que le devolviera el teléfono móvil que le había arrebatado. Una tercera persona que iba con el acusado le propinó patadas en el estómago a la víctima, y se escaparon dejándolo tirado. También apunta a la autoría de Egidio el robo en el que  golpeó con un puño americano tipo taser a un hombre que estaba en el parque pobrense de O Castelo al que le exigió la cartera y ante la negativa de éste, le dio descargas eléctricas en la espalda y pecho, pero la intervención de la Policía Local impidió que consumase el hecho. De igual modo, el Ministerio Público le atribuyó a Egidio otro robo a finales de septiembre en Boiro, donde abordó a otra persona y, esgrimiendo un cuchillo contra él, le exigió la cartera y la víctima, al estar atemorizada, se la entregó, pero el botín era exiguo, como en la mayoría de los robos que perpetraron.

Comentarios