martes 21.01.2020

El Ejecutivo local planea convertir el parque infantil junto el Camiño de Rañó en un recinto para perros

Los columpios fueron retirados tras quejas de vecinos por molestias por las ratas y hedores
Los columpios del parque infantil fueron retirados en los últimos días | Chechu Río
Los columpios del parque infantil fueron retirados en los últimos días | Chechu Río

El aspecto que presenta el parque infantil situado junto el Camiño de Rañó y la Rúa Pablo Iglesias ha cambiado desde que hace una semana en que varios residentes de esa zona boirense alertasen del peligro de “contaminación vírica” a la que están expuestos como consecuencia de una carencia de limpieza, control de plagas -ratas-y de recogida de basura, que queda amontonada fuera de los contenedores subterráneos, generando hedores. La imagen que se puede ver es que esa zona de juegos ya no tiene los columpios que había hace siete días, después de que el Concello los retirase, pero aún se mantiene la estructura de la cubierta, pero sin la lámina protectora. La intención del Ejecutivo local es habilitar en esa superficie de 700 metros cuadrados un recinto para perros.

Esta iniciativa ha cogido por sorpresa a muchos vecinos del entorno y esperan que alguien del equipo de gobierno les explique sus planes. A algunos no les parece mal que se pretenda transformar ese espacio en un parque canino, pero piden que no se convierta en el lugar donde se concentren las heces de todos los perros de la villa. En este sentido, señalan que ya tienen que soportar los malos olores motivados por la basura fuera de los contenedores y las consecuencias de otras situaciones, como botellones, tras los que quedan tirados cristales y otros residuos difíciles de eliminar. En este sentido, demandan mayor control y vigilancia sobre el uso que se le vaya a dar a esa superficie urbana.

También hay algunos residentes que no ven con buenos ojos que se elimine un parque infantil y creen que lo que debería hacerse es acondicionar y mejorar lo que había para que los niños puedan jugar más seguros y en adecuadas condiciones higiénicas con la instalación de unos columpios como los que hay en otros recintos de juegos similares. En cuanto a la retirada de los columpios que había hasta hace unos días, señalaron que lo que no se puede hacer es eliminar esos juegos para acabar con los problemas denunciados e indicaron que, al suprimirse ese parque, los niños de la zona tendrán que buscar otro alejado de sus casas.

Comentarios