domingo 20/9/20

Un encapuchado atraca con un cuchillo una gasolinera de Riveira y se lleva 200 euros

Un empleado de la estación de servicio Repsol situada en la zona portuaria de Riveira fue víctima de un atraco con arma blanca poco antes de las nueve y media de la noche de este sábado.

Imagen de la gasolinera donde sucedió el atraco
Imagen de la gasolinera donde sucedió el atraco

Un empleado de la estación de servicio Repsol situada en la zona portuaria de Riveira fue víctima de un atraco con arma blanca poco antes de las nueve y media de la noche de este sábado. Aún había luz natural y bastante gente por la calle, pero parece que nadie se percató de lo sucedido. Ese trabajador de la gasolinera se encontraba solo y dentro de la caseta en ese momento, cuando se giró para salir de la misma y se encontró de frente con el atracador. Este último vestía una sudadera entre gris clara y blanca y con capucha con la que cubría su cabeza, mientras que con una pañoleta de varios colores se tapaba la boca. La víctima le pudo ver las facciones de los ojos e indicó que está convencido en un 90% de la autoría. El asaltante se metió en la caseta y le sacó un cuchillo que tenía, al menos unos 20 centímetros de hoja, y una parte la tapaba con un pañuelo, al igual que la empuñadura y la mano. Al ver el cuchillo, el empleado se asustó un poco y se echó hacia atrás, y de vez en cuando el atracador le acercaba esa arma blanca para intimidarlo. La víctima indicó que el asaltante hablaba en un gallego muy común de Riveira, y que no hacía más que repetir “dáme os cartos”. El empleado de la gasolinera le respondió que al ser sábado no tenía más que el dinero para el cambio de la cartera y que el resto estaba en el banco. El asaltante cogió ese importe, que podría ascender a unos 190 euros, y también se llevó otros 10 euros en monedas, principalmente de un euro, que había en una caja.
     Tras hacerse con ese botín, el ladrón se marchó corriendo en dirección hacia las cafeterías de la fachada marítima y le perdió de vista. Seguidamente, el trabajador atracado llamó a la Policía Local para informarla de lo sucedido y desde allí contactaron con el Cuerpo Nacional de Policía para que se hiciera cargo de ese servicio. 
     Un agente de la comisaría se desplazó al lugar del suceso y le realizó alguna pregunta al empleado de la estación de servicio que fue víctima del atraco. Tras cerrar dicha instalación a las diez de la noche, el trabajador acudió a la comisaría para presentar la correspondiente denuncia. Allí, entre otras cosas, le mostraron un álbum con diversas fotografías entre las que indicó que estaba prácticamente convencido de quien se trataba. Según las informaciones a las que tuvo acceso este periódico la Policía estaría ya sobre la pista del autor del atraco que podría estar relacionado con el robo con violencia de un bolso por el método del tirón en la Avenida da Rosalía de Castro, también en la capital barbanzana hace unos días y que también fue denunciado 
     Personas que tuvieron conocimiento de este último suceso y la posible vinculación de su autor con anteriores sustracciones expresaron su deseo de que las fuerzas de seguridad lo acaben arrestando y que la juez que lo reciba para tomarle declaración acuerde su ingreso en prisión para acabar con la preocupación que está generando entre la ciudadanía riveirense, pues están convencidos que en caso contrario seguirá delinquiendo, y añadieron que ese individuo ha dado un nuevo paso en la comisión de robos al hacer uso de un arma blanca.

Comentarios