miércoles 2/12/20

El entorno de la joven a la que el Chiclé trató de raptar en Navidad cree que la acechó tras fijarla como objetivo

Personas del entorno más próximo a la boirense de 28 años que denunció que José Enrique Abuín Gey, alias “Chiclé”, la había intentado raptar, introduciéndola en el maletero de su Alfa Romeo 166, en torno a las 22.30 del pasado 25 de diciembre

Desde que la Guardia Civil detuvo al “Chiclé” ya se pudieron conocer sus antecedentes
Desde que la Guardia Civil detuvo al “Chiclé” ya se pudieron conocer sus antecedentes

Personas del entorno más próximo a la boirense de 28 años que denunció que José Enrique Abuín Gey, alias “Chiclé”, la había intentado raptar, introduciéndola en el maletero de su Alfa Romeo 166, en torno a las 22.30 del pasado 25 de diciembre, sospechan que esa noche la estuvo acechando tras marcarla como un posible objetivo. Así lo creen al señalar que tanto esa mujer como el ahora detenido por el crimen de la joven madrileña frecuentaban un mismo establecimiento hostelero y que “Chiclé” se pudo fijar en ella, y que el Día de Navidad acudió hasta la Rúa Cruceiro a esperar a que pasase por allí y asaltarla. De hecho, apuntan que su llegada a ese sitio se produjo, al menos, media hora antes y que nada más pasar cerca de donde estaba la abordó.
Esas mismas personas señalan que el hecho de que en un primer momento le pidiera el teléfono móvil porque necesitaba dinero fue una disculpa, pues ella misma le llegó a ofrecer el dinero que llevaba, pues no lo quiso. Del mismo modo, tras amenazarla con un objeto punzante y un fuerte tono de voz, “Chiclé” lo bajó de manera considerable, trató de que de que desapareciera la tensa situación que se generó y cambió su discurso. Lo hizo al preguntarle si era Carla para similar que se había confundido y que se trataba de una broma de su novio. Esa situación quedó grabada en el mensaje de audio que le mandó al amigo con el que conversaba en ese momento, y apuntan que el cambio de tono Enrique Abuín se produjo cuando se dio cuenta de que pasaba gente cerca de ellos, para que no sospechasen de sus malas intenciones y acciones.
Matrícula y modelo de coche
Una vez que esa gente se alejó y ya no podían ser testigos de lo que pasaba, fue cuando “Chiclé” se percató de que la joven a la que había asaltado memorizó el modelo de coche y parte de su matrícula, y fue cuando intentó meterla en el maletero del Alfa Romeo 166, pero no lo logró gracias a la resistencia que opuso la joven y a que fue auxiliada por dos jóvenes que se percataron de lo que ocurría desde el final de la calle, y acudieron en su ayuda al escucharla como gritaba. Al plantarle cara al asaltante, éste cerró el maletero y se introdujo en el vehículo para marcharse de allí. Para tranquilizarla, la llevaron a un bar que hay en ese mismo sitio y aguardaron la llegada de la patrulla de la Guardia Civil, a la que alertaron sobre lo que había sucedido. Al día siguiente, la joven presentó la denuncia y, al identificarlo en una foto, se puso en marcha todo el dispositivo para su detención, que se tuvo que precipitar tras una grave filtración.

Comentarios