martes 11/8/20

La falta de una ordenanza sobre plazas de minusválidos en Boiro suscita quejas de varios usuarios

Señalan que algunos de los titulares de las tarjetas otorgadas para su uso estacionan una semana entera en esas zonas delimitadas
Una boirense se quejó a la Policía de un coche que usa la plaza casi permanentemente
Una boirense se quejó a la Policía de un coche que usa la plaza casi permanentemente

La falta de una ordenanza municipal que regule la utilización de las plazas de minusválidos en Boiro está generando que se susciten quejas de bastantes de sus potenciales usuarios. Una de las personas afectadas por esta situación dio a conocer un caso concreto de un vehículo cuyo propietario es titular de una tarjeta que le habilita para estacionarlo en esa zona delimitada, pero que hace uso de la misma de manera casi permanente, “como se esa praza fose da súa propiedade”, subrayó. Esta denunciante especificó que la referida persona aparca su coche en una de las plazas para minusválidos que hay en la Rúa Norberto Pijuán, cerca de un conocido supermercado y de la casa consistorial, y que lo hace durante una semana y que después de sacarlo de allí un día lo vuelve a estacionar de nuevo a lo largo de un periodo similar, sin superar los 7 días, repitiendo la misma operación desde hace unos tres meses. 

Aunque desde diferentes instancias le indicaron que en Boiro no es ilegal lo que está haciendo el dueño de ese automóvil, esa mujer con movilidad reducida considera que se trata de un “abuso”, pues se está haciendo un uso prácticamente exclusivo por parte de ese señor. Mientras sucede esa situación, ella y otros potenciales usuarios de plazas de minusválidos tienen que llevar sus coches al aparcamiento subterráneo de la Praza de Galicia. Añadió que si van a hacer la compra al establecimiento de alimentación situado en las inmediaciones tienen dificultades para cargar con las bolsas, “aínda que os empregados amablemente me levan a compra ata o parking municipal, sen ter necesidade de facelo”, precisó. Tanto ella como otras personas con movilidad reducida indicaron que también se está produciendo un uso indebido de las tarjetas de estacionamiento de minusválidos, ya sea directamente por parte de un familiar, con duplicados o incluso falsificaciones.

En relación al supuesto uso indebido uso indebido de las plazas de aparcamiento de minusválidos, desde la Policía Local boirense confirmaron que non existe ningún tipo de ordenanza municipal que regule el estacionamiento en las mismas. Por ese motivo, aunque reconoce que se tiene constancia de quejas de vecinos de que algunos usuarios llegan a estacionar durante días en ellas, “non hai nada que se poda facer xa que non se comete ningunha infracción”. Conocedora de esta problemática, la Policía Local estudia la posibilidad del estacionamiento por un tiempo limitado en horario comercial, pero por ahora no se puso en marcha ningún tipo de regulación de este tipo. Respecto al uso de las tarjetas de estacionamiento de minusválidos existen unas normas básicas que lo regulan en Boiro, que se publicaron el 4 de abril de 2014 en el Boletín Oficial da Provincia, pero no restringen el horario. Desde la Policía Local precisan que quienes hacen un uso indebido de esas tarjetas cometen un delito que se tramita como denuncia administrativa con la correspondiente sanción. Aunque detalló que la mayoría dos casos es difícil de detectar, también agregó ya se propuso retirarle la tarjeta a varios.

Comentarios