sábado 11.07.2020

El fin de semana se salda en Boiro con una pelea, un robo y positivos en drogas y alcohol al volante

El pasado fin de semana fue de lo más movido para la Policía Local de Boiro. Hasta tres denunciados por conducir bajo los efectos del alcohol, uno bajo las drogas, un accidente, una pelea

Durante la tarde del día 22 un hombré chocó contra varios vehículos y una casa en la calle Principal | cedida
Durante la tarde del día 22 un hombré chocó contra varios vehículos y una casa en la calle Principal | cedida

El pasado fin de semana fue de lo más movido para la Policía Local de Boiro. Hasta tres denunciados por conducir bajo los efectos del alcohol, uno bajo las drogas, un accidente, una pelea y un robo conformaron el balance desde el viernes 20 al domingo 22.
A las 15:15 del día 20, los agentes observaron cómo un conductor que iba al volante de su Volkswagen Vento salió de la calle Vimieiro “sen facer o Stop” y se incorporó a la Avenida da Constitución en dirección Norte “sen mirar sequera se viña algún vehículo circulando por ela”. Posteriormente este vecino continuó circulando “a unha velocidade anormalmente reducida dando incluso algún que outro pequeno bandazo no traxecto”. Finalmente fue interceptado por los agentes cerca de la rotonda de Cimadevila. Tras identificarlo, resultó ser un vecino de Boiro nacido en 1943 y “debido aos síntomas externos que amosaba” se le practicó en el lugar una primera prueba de alcoholemia, en la que arrojó un resultado de 0,31 mg/l. En la segunda dio un resultado de 0,33 mg/l. Contra él se realizaron dos denuncias, una por no respetar la señal vertical y otra por conducir ebrio.

Este mismo día 20, a las 17:19, los agentes se encontraban en la explanada del CEIP Praia Xardín y vieron pasar un Ford Focus granate que circulaba “a unha velocidade excesiva”. Por ello salieron en su busca y lo interceptaron en la Avenida de Compostela, frente al IES Praia Barraña. El conductor resultó ser vecino del municipio, nacido en 1963 y como en el caso anterior “debido aos síntomas externos que amosaba”, se le practicó una primera prueba, en la que dio un resultado de 0,51 mg/l, y 0,62 y 0,67 mg/l en la segunda.
Ya a las 20:29, la Policía Local interceptó en la AC-305 a un Peugeot 206 conducido por un boirense nacido en 1992. Tras comprobar el estado del coche y la documentación, los síntomas que presentaba el hombre llevaron a que se le realizase una prueba de alcoholemia que dio un resultado de 0,00. Posteriormente se le sometió a una de detección de drogas, en la que arrojó un resultado positivo en cocaína.
Una hora después, a las 21 :58, en la calle Cruceiro, fue dado el alto a un conductor que circulaba en un Ford Focus. El hombre era también vecino de Boiro, nacido en 1958 y, nuevamente, presentaba síntomas de embriaguez. La prueba pertinente confirmó estas sospechas, ya que dio 0,47 mg/l en la primera y 0,50 y 0,48 en la segunda.
Ya en la noche del 21 de abril, un guardia civil de Boiro detuvo a un joven dominicano residente en el municipio. Los hechos comenzaron cuando, sobre las 6:05, otro joven llamó a la Policía solicitando su presencia en la DP-1106. El hombre aseguraba tener localizado al supuesto autor del hurto de varias cazadoras y un móvil (Iphone 5) en el interior de un local en Abanqueiro.

El alertante salió del mencionado local junto con un amigo y dieron con el sospechoso en el lugar de Seán, pero este se escondió y le perdieron la pista.
Poco después lo encontraron de nuevo en el punto donde señalaron a la Policía en un primer momento. El sospechoso llevaba consigo dos de las cazadoras.
Los agentes entrevistaron al joven, nacido en 1992 y de nacionalidad dominicana, que se encontraba manchado de tierra tras haber huido entre las fincas, pero aseguró no tener ni las prendas ni el teléfono. Dos de las cazadoras no aparecieron y las otras dos no fueron reconocidas in situ por sus propietarios.
Finalmente, le detuvo la Guardia Civil de Boiro.

Comentarios