jueves 05.12.2019

La Fiscalía ve motivación sexual en “O Chiclé” al intentar meter a la joven de Boiro en el maletero

Especialistas de la UCO de la Guardia Civil encontraron muestras de ADN de la víctima en el paso de la puerta del maletero del Alfa Romeo y pelos de ella en el borde superior de esa parte del coche

La fiscal Ana Roble cree acreditado que “O Chiclé” actuó con planificación | Chechu Río
La fiscal Ana Roble cree acreditado que “O Chiclé” actuó con planificación | Chechu Río

Con el recuerdo del estremecedor y desgarrador relato de la víctima, que llegó a pensar que “como cierre el maletero, no salgo más”, la Fiscalía y la defensa de Enrique Abuín elevaron a definitivas sus conclusiones provisionales. Pero, mientras la representante del Ministerio Público, Ana Robles, se ratificó en pedir que se condene al acusado a casi 16 años de prisión por detención ilegal, intento de agresión sexual, robo con violencia e intimidación, amenazas y lesiones; el letrado de O Chiclé, José Ramón Juanatey, redujo la acusación a robo en grado de tentativa, tras tratar de desacreditar y desmontar los argumentos que sostuvo la fiscal y reconociendo que sólo trató de sustraerle el teléfono móvil a su víctima.

La fiscal dijo tener muy claro lo sucedido y cree acreditado en el juicio que el acusado tenía una motivación sexual cuando asaltó a la víctima, dado que intentó meterla en el maletero para “disponer de ella a sus anchas en otro lugar apartado”, y llegó a manifestar que “el móvil le importaba un pimiento”. Robles sostuvo que hubo tentativa de agresión sexual “gravísima” al tratar O Chiclé de introducirla en el maletero. “Tuvo todo el cuerpo en el maletero, solo con las piernas fuera, y fue una víctima con resistencia. Si no la hubiera opuesto, no sé de lo que estaríamos hablando”, apuntó. Ahondó en el asunto al preguntar para qué se intenta encerrar a alguien en un maletero, y agregó que en una situación así no es necesario que se diga “algo sexual”. La representante del Ministerio Público indicó que de no tener lugar la irrupción de dos testigos, seguramente la acción “continuaría” y el delito “se consumaría”. Y subrayó que dejar salir a la víctima del maletero no fue “por una buena acción, sino porque aparecen dos sujetos”. 

En la segunda y última sesión del juicio, peritos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil hallaron ADN de la víctima de la agresión en Boiro, con una seguridad del 99,9999%, en el paso de la puerta del maletero del Alfa Romeo, y pelos de ella en el borde superior del mismo. Ello tumbaría la versión de “O Chiclé”, que aseguró en su declaración que el forcejeo se produjo lejos del coche y que no abrió el maletero ni trató de meter a la joven en su interior. También analizaron la palanqueta que Abuín dijo que llevaba en la mano en el forcejeo, ya que venía de forzar un Audi, y que según su versión la joven confundió con un cuchillo, sólo se halló ADN del acusado.

Otro guardia explicó que, aunque desde marzo a diciembre de 2017, Abuín usó un Audi A4 que compró a comienzos de año, el día de la agresión empleó el Alfa Romeo. Aclaró que la diferencia entre esos modelos radica en que el Alfa Romeo tiene un “maletero estanco”, en el que no es posible pasar al habitáculo, mientras que en el Audi A4 una persona encerrada en el maletero podría llegar a acceder al interior del coche a través de una bandeja deslizante. La fiscal insistió en su informe en la conexión de los casos de la joven de Boiro y de Diana Quer, al precisar que “vienen juntos”.

Argumentó que la comparecencia de Enrique Abuín ante la jueza el 1 de enero de 2018, que acaba con su ingreso en prisión preventiva, es “simultánea para ambos casos” y con “un informe común”, recordó Ana Robles, que sacó a relucir la coincidencia en el modus operandi. A su juicio, “O Chiclé” no actuó por un “impulso”, sino con “planificación”, como lo demuestran los elección del coche, la sábana o manta blanca que la víctima vio en el maletero o su insistencia en privarla del móvil. “Lleva el maletero vacío, esta es la estampa de la planificación”, dijo Robles, que se refirió al cambio de dirección del coche de Abuín Gey para ir tras la chica y que ella fuese hablando por WhatsApp, lo que le permitió “atacarla por sorpresa”.
La Fiscalía señaló que la “tesis del acusado no tiene ni un solo apoyo”, para lo que recordó la versión que ofreció en un primer momento en sede policial de que “estaba intentando robar en el interior de un vehículo” y que la agredió “porque pensó que ella le grababa”, una historia que tiene similitudes a lo que alega en el caso de Diana Quer. Pero, en su declaración en el juicio, aludió al robo de gasoil e intento de robarle el móvil a la joven. Para Robles existe detención ilegal en grado de consumación ya antes de encerrarla en el maletero”, el encuentro entre ambos tiene “muchísima intensidad” y “O Chiclé redujo su capacidad de movimiento desde que la interceptó en la calle. l

Comentarios