jueves 29/10/20

El Gobierno prevé que la obra de la comisaría de Ribeira remate en junio pese a varios contratiempos

La subdelegada tomó nota del consejo para que se pueda licitar ya su equipamiento y pueda usarse a partir del próximo verano
López-Rioboo supervisó la evolución de las obras de la futura comisaría | Chechu Río
López-Rioboo supervisó la evolución de las obras de la futura comisaría | Chechu Río

Pese a los contratiempos que se registraron al inicio de las obras de la nueva comisaría de Ribeira, con la gran cantidad de agua que brotaba en la cimentación y posteriormente con la pandemia de la Covid-19, la empresa adjudicataria ha conseguido recuperar el tiempo perdido y prevé que puedan rematarse en plazo, concretamente, a finales del primer semestre del 2021. Esa es la previsión de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE) y así lo dio a conocer la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, en la visita que realizó ayer al mediodía para supervisar la evolución de los trabajos de dicha infraestructura que se está levantando en una parcela cedida por el Concello en O Touro, con un presupuesto de 2.592.519 euros.

López-Rioboo, acompañada del director de producción de la SIEPSE, Juan José Torrejón, y del jefe superior de Policía de Galicia, José Luis Balseiro, entre otros, también indicó que los técnicos les habían recomendado comenzar ya con los trámites para la licitación del equipamiento de la futura comisaría ribeirense, para que de ese modo, una vez que rematen las obras, pueda iniciar su actividad. Por su parte, el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, indicó que la visita realizada a las obras por parte de la representante del Ejecutivo estatal en la provincia no viene más que a “amosar o interese do Goberno central, que é coincidente co deste alcalde e a corporación municipal, para levala adiante dentro dos prazos comprometidos para esta nova infraestrutura”, que suponen la finalización de las obras a mediados del 2021. También se refirió al interés del Ejecutivo español de seguir aumentando la dotación de personal para la comisaría, “como queda de manifesto nas cinco persoas que están en prácticas”.

La parcela en la que se construye la nueva comisaría tiene 2.074 metros cuadrados y el edificio dispondrá de un sótano, en el que habrá una galería de tiro; una planta baja y otra primera, en las que se ubicarán los espacios de atención al público, los despachos, salas de uso administrativo, una oficina de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM); y otra superior en la que irán la vivienda del comisario y una terraza. En la parte trasera de la planta baja habrá un aparcamiento con 16 plazas, una de cuales será para personas con movilidad reducida.

Comentarios