Lunes 10.12.2018

La Guardia Civil cree que Chiclé es un “depredador sexual” que actúa por impulsos de ese tipo

Señala que su patrón de conducta es el del oportunista que aborda a las mujeres cuando van solas, pero no se obsesiona

La Benemérita considera que a José Enrique Abuín le mueven sus impulsos sexuales
La Benemérita considera que a José Enrique Abuín le mueven sus impulsos sexuales

Los investigadores de la Guardia Civil que llevan el caso de la desaparición y muerte de Diana Quer creen que el rianxeiro detenido e investigado por esos hechos, José Enrique Abuín Gey, alias “O Chiclé”, se comporta como un depredador sexual, que actúa por impulsos de ese tipo, no los económicos como pudiera sospecharse. Esa es una de las conclusiones a las que llegan al analizar el patrón de conducta de ese individuo, su forma de actuar y comportase ante sus víctimas, normalmente mujeres jóvenes, en los casos que conocen y que han analizado. Sostienen que se trata de un oportunista que aprovecha el momento en que las ve solas, como creen que sucedió con los casos de la muchacha madrileña y otra joven de Boiro y despistadas manipulando sus teléfonos móviles para abordarlas y tratar de llevar a cabo sus pretensiones.
Pese a que la Guardia Civil sostiene que ha podido recabar pocos datos de la personalidad y el modus operandi de José Enrique Abuín, cree que aprovecha esa posible distracción de esas mujeres para abordarlas con mayor facilidad para dar rienda suelta a esa impulsividad sexual que no puede contener y actúa si ver una oportunidad para ello. Entienden que no se trata de una obsesión con alguna persona concreta, sino que pudiera tener algún trastorno que le hace repetir a Abuin Gey ese patrón de conducta. 
En las diligencias practicadas para conocer esta última incluyen el hecho de que también actuase de ese modo en el ámbito familiar, pues subrayan que su cuñada, Vanesa Rodríguez Fraga -gemela de su mujer- no sólo le denunció por una agresión sexual en 2005, sino que ya venía manteniendo una actitud similar, con unos supuestos tocamientos, desde el verano del año anterior, y que parece que repitió en más de una ocasión hasta que ella denunció la presunta violación que sufrió y que fue archivada.
Por otro lado, aunque consideran a “O Chiclé” como un mentiroso compulsivo, entienden que no les ha mentido en todo lo que les ha dicho, y que teniendo en cuenta los datos recabados en relación a geoposicionamientos y recorridos de los teléfonos móviles, pueden saber como interactúa. Por ello, creen que estacionó el Alfa Romeo 166 en la zona de la Rúa Venecia y que se baja del mismo para robar gasóleo, algo que hacía con frecuencia, en ese momento aprovechando la presencia de los feriantes que tenían instaladas sus barracas, puestos y atracciones en la fiesta del Carme dos Pincheiros, pero que al aparecer Diana Quer ve la oportunidad de abordarla, al ir sola y despistada con su teléfono móvil, y le dice “morena ven aquí”, una expresión del vocabulario habitual de Enrique Abuín, que asustó a la joven madrileña, y luego se desencadenaron los hechos investigados. l

Comentarios