Viernes 16.11.2018

La Guardia Civil detiene a una mujer por usurpación de estado civil y estafa bancaria

Componentes del puesto de la Guardia Civil de Boiro procedieron a la detención de S.A.G., de 22 años de edad y vecina de la localidad, como supuesta autora de cinco delitos de usurpación de estado civil y estafa bancaria, uno de ellos en grado de tentativa.

Fachada del cuartel de la Guardia Civil de Boiro |
Fachada del cuartel de la Guardia Civil de Boiro |

Componentes del puesto de la Guardia Civil de Boiro procedieron a la detención de S.A.G., de 22 años de edad y vecina de la localidad, como supuesta autora de cinco delitos de usurpación de estado civil y estafa bancaria, uno de ellos en grado de tentativa.
Los agentes también investigaron a M.L.M., de 28 años, como coautor de los mismos hechos. Ambos son pareja y cuentan con antecedentes por diversos delitos.
En el atestado policial se indica que en fechas recientes pudieron constatar la presunta comisión de cinco delitos de usurpación de estado civil y estafa bancaria, cuatro de ellos consumados, ascendiendo el importe total estafado a 6.390 euros.
Modus operandi
El modus operandi empleado por los autores era siempre el mismo, una joven hacía acto de presencia en las entidades bancarias de las localidades de Boiro y A Pobra do Caramiñal, fingiendo haber sufrido un percance tal como un accidente de circulación y el extravío del bolso, al mismo tiempo que solicitaba la retirada de una elevada cantidad de dinero en efectivo, aunque carecía de documentación personal alguna.
De este modo, aprovechándose de la buena fe de los empleados de la sucursal y aportando datos identificativos de sus víctimas, la mujer lograba la retirada del dinero.
Por todo ello, la Guardia Civil inició una investigación que, tras el visionado de las cámaras de seguridad y las declaraciones de los empleados bancarios, arrojó la detención de la autora de estos hechos, así como la investigación de su pareja sentimental, presunto coautor de los mismos. Según indican, el hombre se encargaría de hacerse con los datos de las víctimas por internet, tras entablar conversación con ellas y ganarse su confianza. La investigación continúa abierta. l

Comentarios