Lunes 10.12.2018

La Guardia Civil extrajo un cuchillo del pozo donde apareció Diana Quer

Después de que el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil extrajo el cadáver de Diana Quer del interior del aljibe de una nave en desuso en el lugar de Somoza

Los buzos de los GEAS de la Guardia Civil extrajeron el cuerpo de Diana Quer del pozo
Los buzos de los GEAS de la Guardia Civil extrajeron el cuerpo de Diana Quer del pozo

Después de que el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil extrajo el cadáver de Diana Quer del interior del aljibe de una nave en desuso en el lugar de Somoza (Asados-Rianxo) en el que fue hallado sumergido en la última madrugada de 2017, y una vez se procedió al vaciado del agua del mismo, se llevó a cabo la habitual inspección ocular de ese escenario del crimen, en el que fueron documentados diversos objetos de diferente naturaleza. Uno de ellos, del que hasta ahora no se había hablado, fue un cuchillo, que no era de un tamaño excesivamente grande. Se llevó a cabo un hisopado para la toma de muestras para su posterior envío al laboratorio de Biología del departamento de Criminalística del instituto armado en Madrid. Por el momento no trascendió el resultado de esas pruebas, por si pudiera tener alguna relación con lo sucedido a la malograda joven madrileña.

Los investigadores del caso de la desaparición y muerte de Diana Quer trabajan sobre la posibilidad del uso de ese utensilio en el crimen, dentro del modus operandi o patrón de conducta que supuestamente seguía el investigado. Para ello, en las diligencias practicadas sobre otros hechos que también le atribuyen a José Enrique Abuín “O Chiclé”, se menciona un objeto semejante, como sucede en la denuncia que su cuñada presentó contra él en 2015 por una supuesta agresión sexual o violación, que quedó archivada, pero en la que se apuntaba al uso de una navaja para intimidarla. Lo mismo parece suceder en el intento de secuestro de una joven en Boiro el pasado 25 de diciembre, cuando la víctima también indicó que la amenazó con un arma blanca, aunque parece ser que se trataba de otro tipo de herramienta.

El hisopado que se le realizó al cuchillo también se intentó hacer con otros objetos que se sacaron del fondo del pozo y en medio de arenas y tierra por los Bomberos de Boiro, como fueron cintas adhesivas, que no parecían ser largas y que estaban corrompidas, por lo que no se pudo llevar a cabo esa recogida de muestras. La Guardia Civil sospecha que no se les dio su uso habitual para embalar, sino que se emplearon para amordazar a la víctima. Lo mismo piensa respecto a otros objetos que aparecieron en la escena del crimen. Concretamente se refieren a una brida grande que estaba enredada en el cabello de Diana Quer. Ese elemento figura en la autopsia que le practicó a la muchacha en el Imelga y que investigadores creen que pudo usarse para estrangular a la joven.

El primer objeto que se sacó del fondo del pozo fueron los bloques de cemento que supuestamente estaban sujetos por unos cables de red al cuerpo de Diana Quer, a la altura del tórax. Según parece, el cuerpo de la joven estaba en posición invertida, por lo que se cree que el autor del crimen la introdujo por la cabeza a través del hueco de la arqueta con esos ladrillos para fondearla. Esto último es lo que sospechan los investigadores que pudo hacer “O Chiclé” con el cuerpo de la adolescente de Pozuelo cuando, después de meterla inicialmente por los pies en la madrugada del crimen, creen que regresó a la nave para comprobar como estaba todo y verle la cara a la joven al levantar la arqueta.

Comentarios