sábado 19.10.2019

La Guardia Civil tomará declaración a todos los tripulantes de buques de Vidal Armadores desde el año 2006

La operación policial en relación con la presunta comisión de un delito de pesca ilegal por parte de la empresa riveirense Vidal Armadores sigue abierta.

Los investigadores prosiguen con las diligencias por pesca ilegal CHECHU RÍO
Los investigadores prosiguen con las diligencias por pesca ilegal CHECHU RÍO

La operación policial en relación con la presunta comisión de un delito de pesca ilegal por parte de la empresa riveirense Vidal Armadores sigue abierta, tal y como indicaron esta semana fuentes judiciales y de la investigación. De hecho, tras la puesta en libertad provisional de las seis personas detenidas gracias al pago de sendas fianzas por un total de 600.000 euros, ayer trascendió que la Guardia Civil tomará declaración a todos los tripulantes de los buques de la sociedad Vidal Armadores desde el año 2006. De esta manera, a partir de la próxima semana comenzarán a desfilar por los cuarteles de la zona capitanes de barco, patrones de pesca y de costa, responsables de máquinas, marineros y otros profesionales que trabajaron para el entramado empresarial que es investigado.

A algunos de ellos ya les fue notificado que deberán comparecer para declarar en las dependencias de la Benemérita para responder a las preguntas que les formulen los investigadores. Parece ser que ese nuevo paso en las investigaciones bajo la tutela de la Audiencia Nacional ya ha llegado a oídos de los responsables de Vidal Armadores, algunos de los cuales ya fue visto ayer por Riveira. Entre varios de los citados ha empezado a generarse cierta preocupación ante el hecho de que ahora les puede perjudicar que hayan cumplido  las órdenes que les daban sus superiores. Algunos de ellos empezaron a temer la posibilidad de que les llamasen a una toma de manifestación nada más conocer el arresto del armador, sus hijos, su yerno y el contable.

En el propio auto de la magistrada juez del Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ya se señalaba que en el último escalón del entramado societario Vidal, detrás de la cúpula y del circulo cercano a esos dirigentes y con cometidos relevantes, figuraban personas que ocupan cargos de responsabilidad en los buques, generalmente de nacionalidad española y de plena confianza de la dirección del grupo, tales como capitanes de barco, patrones de pesca, responsables de máquinas y otros. Teniendo en cuenta que muchos de ellos son de Riveira, en la ciudad se empezó a generar revuelo entre esos empleados.

Comentarios