miércoles 15.07.2020

Hallan en un lavadero de Beluso a un nonagenario al que dieran por desaparecido hacía 21 horas

Los vecinos indicaron que afortunadamente no cayó en el agua y que lo encontraron pronto para evitar un fatal desenlace.

Un boirense de 93 años cayó en un lateral del lavadero de Beluso  CHECHU RÍO
Un boirense de 93 años cayó en un lateral del lavadero de Beluso CHECHU RÍO

El nonagenario boirense José Ramón G.S., fue rescatado a primera hora de la mañana de ayer después de que estuviera cerca de 21 horas desaparecido. Al parecer, el hombre había salido de su domicilio en la parroquia de San Ramón de Bealo y se cayó en un lavadero del lugar de Beluso, junto un camino forestal de difícil acceso, no muy lejano a su vivienda y casi en el límite con el municipio rianxeiro. Allí fue localizado nada más abrir el día por efectivos de los cuarteles de la Guardia Civil de Boiro y Rianxo y una patrulla de Seprona de Noia, que desde primera hora de la madrugada participaban en un operativo de búsqueda junto con Policía Local de Boiro y Protección Civil.

Fue la hija de ese boirense de 93 años la que alertó de su desaparición a la una de la madrugada de ayer, manifestando que su padre debía haber regresado  a su casa a la una de la tarde, pero que no lo había hecho. Debido a que fue considerada una desaparición de riesgo, por la movilidad reducida de la persona y otras circunstancias personales, así como las bajas temperaturas, que hacían presagiar una fatal desenlace, se estableció un rápido dispositivo de rastreo encaminado a su localización. La búsqueda se realizó por zonas boscosas, bordes de ríos y caminos agrícolas hasta que finalmente se le pudo encontrar en estado de shock, sin poder articular palabra y quejándose de un dolor en el costado.

Debido a que el hombre estaba completamente mojado y con evidentes signos de hipotermia, los agentes se despojaron de sus prendas para cubrir a la víctima, a la vez que trataron de tranquilizarle y animarle sobre su pronta recuperación. Una vez que llegó al lugar el servicio sanitario, la evacuación se realizó por un camino de tierra hasta la pista donde estaban los vehículos de emergencias. Una ambulancia lo evacuó al hospital, en donde recibió el tratamiento adecuado. Los vecinos, que siguieron la infatigable búsqueda durante la madrugada y recibieron con agradecimiento a los participantes en el operativo, manifestaron que afortunadamente José Ramón no cayó en el agua, pues de haber sido así posiblemente se estaría hablando de otro desenlace bien distinto. l

Comentarios