sábado 16/1/21

El hallazgo del teléfono móvil de Diana Quer en Cespón traslada un foco de la investigación de su desaparición a Boiro

El hallazgo por parte de un mariscador de la Cofradía de Rianxo del iPhone 6 de Diana Quer debajo del viaducto de la Autovía do Barbanza en el extremo más próximo a Cespón provoca que uno de los principales focos de la investigación

Vecinos de O Chazo avisaron a la Benemérita de un pozo en una vieja fábrica
Vecinos de O Chazo avisaron a la Benemérita de un pozo en una vieja fábrica

El hallazgo por parte de un mariscador de la Cofradía de Rianxo del iPhone 6 de Diana Quer debajo del viaducto de la Autovía do Barbanza en el extremo más próximo a Cespón provoca que uno de los principales focos de la investigación sobre la desaparición de la joven madrileña se traslade ahora a la localidad de Boiro. Además de ser el lugar donde se encontró ese teléfono móvil, cabe señalar que los trabajos llevados a cabo en la vecina parroquia de Taragoña no condujeron después de varias semanas a nada más que lo que se supo en un primer momento de que el dispositivo de la adolescente se había conectado al repetidor allí ubicado.
Pendientes de que la Guardia Civil pueda realizar algún rastreo en la zona boirense donde apareció ese celular, en función de los avances que se obtengan de la recuperación de datos de la memoria flash o interna, no se descarta que se puedan realizar batidas en puntos concretos de la localidad. Cabe recordar que en su momento ya se llevó a cabo una en un antiguo aserradero ubicado en uno de los márgenes de la carretera comarcal AC-305, en la zona de Ponte Beluso, en la parroquia de Bealo. Del mismo modo, hace unas semanas, integrantes de la Policía Judicial del instituto armado acudieron a una vieja fábrica conservera situada en la aldea de O Chazo, en Abanqueiro, tras recibir informaciones en relación a la existencia de un pozo, para que lo inspeccionasen por si pudiera tener relación con la desaparición de Diana Quer. Se sabe que estuvieron por allí y que quedaron de volver, pero se desconoce si esto último se llegó a producir.
Con respecto al teléfono móvil se mantienen las incógnitas sobre lo que pudo provocar su deterioro, pero no se descarta que fuera fruto de la dilatación de la batería y de se llegasen a alcanzar altísimas temperatura. Un experto en Tecnologías de la Información y comunicación (TIC) indicó que de la tarjeta SIM se va a poder extraer muy poca información por su escasa capacidad, pues sólo contiene la identificación de la línea y una limitada relación de nombres y números de contacto. Añade que de donde se pueden obtener datos, en forma de comunicaciones -llamadas y mensajes-, fotos, videos y aplicaciones, entre otras, es en la memoria interna. Además de las complicaciones que pueda presentar para la investigación el hecho de que esa unidad pueda estar dañada, lo que impediría recuperar la información que contenga -el experto consultado cree que aún puede salvarse, pues es difícil que se vea afectado-, será necesario superar el hecho de que los datos que contenga están cifrados, con una codificación específica. Por ello, será necesario contratar los servicios de una empresa especializada en informática forense, que invierten grandes cantidades en buscar las fórmulas para comprobar y eludir la seguridad de teléfonos móviles y otros dispositivos, para reconstruir y recuperar toda la información, ya sean datos, tablas de GPS, aplicaciones y programas instalados.

Comentarios