lunes 16.12.2019

Un incendio calcina cinco motos y dos coches y causa alarma en Ribeira

El suceso se saldó sin heridos pese a la intensidad de las llamas y a la humareda que cubrió la ciudad

El voraz incendio alarmó a los vecinos de la calle Castelao | cedida
El voraz incendio alarmó a los vecinos de la calle Castelao | cedida

Cinco motos, dos coches y mobiliario totalmente calcinados. Ese es el balance provisional de un incendio que se produjo en la mañana de ayer en un garaje de un edificio de la calle Castelao, en pleno casco urbano de Ribeira, y que generó alarma entre los vecinos debido a la intensidad de las llamas que salían por las ventanas y una humareda que tiñó de negro el cielo.

Las causas del incendio todavía se investigan, pero sí se pudo constatar que pese a la espectacularidad del suceso no hubo que lamentar daños personales de ningún tipo, aunque sí cuantiosos materiales, que todavía se evalúan.

El incendio se produjo en la calle Castelao, en pleno barrio de O Monumento, que es muy poblado en Ribeira, razón por la que las explosiones que se escuchaban en el interior del garaje siniestrado, junto a las llamas de gran tamaño, el humo y la presencia de coches aparcados en el exterior generaron momentos de tensión por temor a que se vieran afectadas otras viviendas de la zona.

La rápida intervención de los servicios de emergencias permitió que el fuego se pudiera controlar en menos de una hora, aunque los servicios de extinción no pudieron hacer nada para salvar las cinco motocicletas y los dos coches que se encontraban en el interior del garaje.

La labor de extinción no fue sencilla debido a las altas temperaturas que había en el lugar. Además, la visibilidad era escasa como consecuencia de la intensa humareda negra que se generó.

Fuentes del operativo indicaron que la estructura del edificio se vio afectada como consecuencia de las altas temperaturas que se registraron durante el incendio.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron unidades del GAEM, del parque de bomberos de Ribeira, patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional, así como una ambulancia del 061.

Los servicios de emergencias se vieron obligados a establecer un cordón de seguridad como consecuencia de la gran cantidad de curiosos que querían ver de cerca la intervención de los bomberos.

Comentarios