viernes 14/8/20

Un incendio calcina el sótano de una ferretería situada en pleno casco urbano de Rianxo

El humo también afectó a dos bajos comerciales situados encima de ese local

Un incendio afectó a una ferretería situada en un sótano de la Rúa Arcos Moldes | Chechu
Un incendio afectó a una ferretería situada en un sótano de la Rúa Arcos Moldes | Chechu

Un incendio registrado a media tarde de ayer afectó seriamente al sótano de un negocio de la Rúa Arcos Moldes, concretamente la ferretería Eduardo Varela e Hijos, que está situada enfrente del colegio Castelao, en pleno casco urbano de Rianxo. Pasaban escasos minutos de las seis de la tarde cuando saltaron todas las alarmas al alertar un particular de que del sótano de un inmueble situado en el número 4 de la referida calle, y que estaba cerrado al público, salía una densa humareda negra. Fue entonces cuando desde el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias 112 Galicia se movilizó a un amplio operativo, que estuvo compuesto por las dotaciones de Bomberos de los parques comarcales de Boiro y Ribeira y voluntarios de la agrupación de Protección Civil de Rianxo, así como efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil. El alcalde, Adolfo Muiños, acudió al lugar para interesarse por lo sucedido. 

De igual modo, se movilizó por prevención una ambulancia de Urxencias Sanitarias-061 Galicia -primero la que tiene base en Boiro y luego se sustituyó por la de Rianxo- con personal del PAC de la localidad. El motivo no era otro que en el interior de la ferretería había una gran cantidad de productos químicos, sobre todo botes de pinturas, barnices y disolventes, que suponían un riesgo para los profesionales que trabajaban en la extinción de las llamas. Aunque se desconocen las causas, el fuego se extendió con rapidez por todos los recovecos del local. La dificultad de los trabajos para sofocar el fuego estuvo en el tipo de material que había en el negocio y por el denso humo negro, que impedía que los profesionales se pudieran mover con seguridad por el interior del negocio.

Los bajos que se sitúan inmediatamente encima de la ferretería, tanto una tienda de electrodomésticos como una juguetería también se vieron afectados únicamente por el humo procedente del establecimiento en el que se originó el fuego. Las labores de extinción se prolongaron durante aproximadamente cuatro horas y al cierre de esta edición aún permanecían los equipos de emergencias realizando labores de comprobación y ventilación del sótano y los otros negocios afectados por la humareda.


Por precaución, se procedió al desalojo de un par de viviendas, pues en el resto no había nadie en el momento de declararse el incendio. También se impidió que otras regresasen a sus domicilios, y al cierre de esta edición se estaba a la espera de hacer mediciones de gases para saber si se les permitía entrar en sus casas. Además, se cortó al tráfico en ese tramo de la Rúa Arcos Moldes, desviándose por viales próximos, con el fin de facilitar y asegurar la labor de los profesionales de extinción.

Comentarios