sábado 28/11/20

Un incendio forestal afecta desde la pasada madrugada al monte de A Curota y supera las 20 hectáreas quemadas

Se cortó el acceso de subida por carretera desde la Santa de Moldes y están prevenidos los Bomberos de Ribeira en la aldea de Santa Cruz por si el fuego cambia de dirección hacia las casas, y los vecinos también están avisados por si fuera necesario desalojar
El incendio, que actualmente avanza hacia el mirador de A Curota, se inició cerca de las viviendas del lugar pobrense de Santa Cruz de Lesón  | Chechu Ríio
El incendio, que actualmente avanza hacia el mirador de A Curota, se inició cerca de las viviendas del lugar pobrense de Santa Cruz de Lesón | Chechu Ríio

Un incendio forestal que se inició en torno a las tres y media de la madrugada en, al menos, un par de focos cerca del acceso a las piscinas naturales del Río Pedras y a unos 100 metros del núcleo de población pobrense de Santa Cruz de Lesón está afectando al monte de A Curota, donde los últimas estimaciones apuntan a que ya ardieron más de 20 hectáreas. En la zona, afectada por el fuego, que es de difícil acceso, están trabajando cuatro motobombas y cuatro brigadas y se ha incorporado en las últimas horas una pala bulldozer para participar en las labores de impedir que el fuego siga avanzando. Además, se aguarda que a partir de las nueve de la mañana, con las primeras luces del día, acudan medios aéreos para participar en las labores de control y extinción de las llamas. Algunas fuentes apuntan que los medios terrestres esperarán la cabeza del incendio en la zona del Mirador Valle-Inclán, que es hacia donde está avanzando en estos momentos.

También están movilizados desde el primer momento los efectivos de guardia de la Policía Local, Guardia Civil y voluntarios de la agrupación de Protección Civil de A Pobra. Entre las medidas preventivas que se adoptaron figuran el corte del acceso de subida por carretera desde la Santa de Moldes hacia A Curota. Igualmente, están prevenidos los Bomberos del parque comarcal de Ribeira, que se encuentran junto dos viviendas que hay por la parte de arriba de la Autovía do Barbanza, en la zona de Santa Cruz, por si tuvieran que intervenir para protegerlas, pese a que por ahora no hay un peligro inminente. Los vecinos de ese lugar también están avisados por si hubiera que tomar la medida de desalojar en caso de que el viento, que ahora sopla de nordeste, cambie de dirección y se dirija hacia las casas. Además, Protección Civil indicó que ya se cortó eloel acceso a las piscinas naturales debido a que la cola del incendio está muy cerca de allí.

Por otro lado, también se encuentran medios terrestres trabajando par enfriar la superficie calcinada en el incendio que se inició por la tarde en la zona del Cañón do Barbanza, y donde además de cuatro motobombas, cuatro brigadas y un agente forestal, participaron en las labores de extinción un hidroavión y tres helicópteros, que también desplazaron al lugar a dos brigadas aerotransportables. Esos medios aéreos se retiraron en torno a las nueve y media de la noche, pues la visibilidad empezaba a ser difícil. La densa humareda que se formó obligó a que, para evitar posibles intoxicaciones por inhalación de la misma, la Policía Local desalojase a una veintena de personas que había en los pozos y piscinas naturales del Río Pedras, en donde el aire se estaba haciendo irrespirable. Voluntarios de Protección Civil estuvieron vigilando la zona afectada por las llamas y también el resto del monte para detectar otros posibles focos.

Comentarios