miércoles 20.11.2019

La inseguridad en Linares Rivas provoca que empiecen a cerrar negocios de esa zona de Ribeira

La patronal trasladó a la comisaría la gran preocupación de los empresarios por la situación de riesgo existente en la ciudad
La Policía Nacional acudió varias veces a conflictos en Linares Rivas | Chechu Río
La Policía Nacional acudió varias veces a conflictos en Linares Rivas | Chechu Río

Comerciantes y vecinos de la Rúa Linares Rivas y su entorno en la calle peatonal llevan muchos meses teniendo que soportar la situación de inseguridad que les provoca la casi continua presencia en la zona de toxicómanos que se ven atraídos por la existencia de un narcopiso, además de otros problemas que les ocasionan como consecuencia de fugas de agua o fraude en el fluido eléctrico. Aunque ya fueron varias veces las ocasiones en que acudieron los efectivos policiales, tras recibir llamadas de particulares alertando de la situación de conflictividad o bien mediante el paso de patrullas, la situación de peligro no ha mejorado lo más mínimo, a juicio de los afectados. Es por ello que propietarios de negocios optaron por cerrar, como ocurrió con un comercio que llevaba abierto 22 años, y otros vinculados con los viajes -lleva abierto 4 meses- o la hostelería se  lo plantean seriamente.

Independientemente de lo que están haciendo de manera particular los comerciantes y vecinos, desde la Asociación de Empresarios de Ribeira han optado por coger el toro por los cuernos y ayer por la mañana el presidente de la patronal, Francisco Martínez Gude, acudió a la sede local del Cuerpo Nacional de Policía, donde se reunió con el comisario accidental, al que le trasladó la preocupación de los socios de la entidad debido a la inseguridad que perciben en la referida zona de la ciudad y en otras del casco urbano y del resto del municipio. 

Desde dicha asociación empresarial tuvieron conocimiento de la falta de recursos, especialmente humanos, de la que adolece la comisaría de la capital barbanzana. Esa circunstancia provoca que sólo dispongan de una patrulla, o en algunas ocasiones hasta dos, para recorrer las calles de la ciudad y el rural de un municipio que es bastante disperso. Las dificultades se agravan cuando la patrulla de servicio tiene que estar custodiando detenidos, con lo que ya no está disponible para patrullar, por lo que no se dispone de efectivos para velar por la seguridad del resto de los ciudadanos.

Ante esa situación, desde la Asociación de Empresarios de Ribeira le trasladaron a los responsables de la comisaría de Santa Uxía su intención de mandar en próximas fechas un escrito dirigido a organismos competentes, como la Sudelegación del Gobierno, para reclamarles que doten de un mayor número de efectivos a la plantilla de la Policía Nacional en aras de tratar de garantizar la seguridad ciudadana y tratar de combatir las situaciones de peligro detectadas en la localidad.

Comentarios