• Jueves, 18 de Octubre de 2018

Investigan la extraña muerte de un joven, cuyo cadáver fue hallado junto a unas chabolas en Aguiño

Las unidades judicial y científica de la comisaría ribeirense del cuerpo Nacional de Policía investigan la muerte en extrañas circunstancias de Andrés García González, de 32 años,

Investigan la extraña muerte de un joven, cuyo cadáver fue hallado junto a unas chabolas en Aguiño
El cadáver fue hallado delante de una chabola que hay al final de este pasillo  | Chechu
El cadáver fue hallado delante de una chabola que hay al final de este pasillo | Chechu

Las unidades judicial y científica de la comisaría ribeirense del cuerpo Nacional de Policía investigan la muerte en extrañas circunstancias de Andrés García González, de 32 años, cuyo cadáver fue hallado en torno a las nueve y veinte de la mañana de ayer junto unas chabolas situadas en las proximidades de la antigua fábrica mejillonera de Aguiño. Un marinero, José Romano Paz, “O Jato”, que acababa de llegar a ese lugar en su ciclomotor, fue el que se encontró al fallecido cuando iba recoger material en su caseta, pero no fue capaz de reconocer a la víctima. De inmediato, llamó a su hijo, que fue el que dio la voz de alarma a los servicios de emergencia y fue cuando se movilizó una ambulancia de Urxencias Sanitarias-061 Galicia con base en la capital barbanzana, al médico del centro de salud de Aguiño, que no pudo hacer más que certificar la muerte, que creen que se produjo entre las once de la noche y la una de la madrugada pasada, y efectivos de la Policía Nacional.

Curiosamente, el joven fallecido era nieto de la aguiñense Juana Ramona Ouviña Ayaso, conocida como “Juanita da Cobasa”, de 79 años, que falleció hace un par de semanas como consecuencia de las graves quemaduras que sufrió en buena parte de su cuerpo en un incendio registrado a última hora de la tarde del 23 de abril en su domicilio de las proximidades del muelle fenicio. En un primer momento la había trasladado una ambulancia de Urxencias Sanitaria-061 Galicia al Hospital do Barbanza, desde donde fue evacuada a la unidad de quemados del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña en donde, pese a los esfuerzos realizados para lograr su recuperación, la septuagenaria falleció. La Policía Nacional también trata de determinar las circunstancias en las que se produjo el incendio.
Según indicaron ayer varias personas que tenían relación con Andrés García González, el joven se encontraba trabajando en un barco en la zona de Groenlandia cuando se enteró de que su abuela había sufrido las quemaduras y trató de regresar a Ribeira para verla, pero no lo consiguió y tampoco pudo llegar al entierro. Esas mismas fuentes indicaron que la abuela y el nieto sentían adoración mutua y que desde que volvió hace unos cinco días a la capital barbanzana lo habían visto muy afectado por la pérdida de ese ser tan querido para él.
Tras el levantamiento del cadáver, Pompas Fúnebres del Noroeste lo trasladó al Hospital Provincial de Conxo para practicarle la autopsia, que determinará las causas del fallecimiento. Los restos mortales de Andrés García son velados desde primera hora de la tarde de ayer en el tanatorio Los Dolores, desde donde partirán a las 16.15 horas de hoy hacia la iglesia Nosa Señora do Carme de Aguiño, donde se oficiará un funeral, y seguidamente serán enterrados en el cementerio de Frións. l