Martes 18.06.2019

El joven aguiñense que ingresó en prisión por tráfico de drogas distribuía unas 1.500 dosis al mes

La Policía Nacional arrestó en enero a una de sus principales colaboradoras, a la que supuestamente sustituyó el “Madriles”

El joven “Miniyó” ingresó el sábado en prisión preventiva por tráfico de drogas | Chechu
El joven “Miniyó” ingresó el sábado en prisión preventiva por tráfico de drogas | Chechu

La detención e ingreso en prisión el pasado fin de semana por un delito de tráfico de drogas del aguiñense José Domingo González Torres, alias “Miniyó”, de 26 años, no pilló por sorpresa a un buen número de ribeirenses que, junto con la Policía Nacional de Ribeira, lo consideraban como el individuo que más dosis de cocaína y heroína estaba vendiendo en la capital barbanzana y su entorno. Según fuentes policiales, se calcula que podría estar distribuyendo una media de 50 dosis diarias entre toxicómanos, lo que eleva la cantidad mensual a unas 1.500 dosis -un 60% son de cocaína y el resto de heroína-, lo que le podría reportar beneficios mensuales superiores a los 15.000 euros.

La ramificación de una operación antidroga más amplia que llevó al arresto el pasado viernes de “Miniyó” y de su supuesto colaborador, el ribeirense Francisco Javier Muñiz Torres, “O Sero”, de 51 años -también se detuvo a un tercero que es comprador y consumidor, y que tenía requisitorias judiciales y policiales-, permitió la incautación de 75 dosis de cocaína y heroína, siete teléfonos móviles, dos vehículos y 400 euros. La investigación se había iniciado en enero de este año y que derivó en una intervención de droga de una de las personas que hasta entonces era una de las principales vendedoras del joven aguiñense, cuya identidad responde a las iniciales M.D.A., de mediana edad. Entonces, también se detuvo al conductor del vehículo en el que iba la referida mujer cuando los agentes les dieron el alto junto los semáforos de la Avenida Miguel Rodríguez Bautista, en la intersección con la Rúa Mariño de Rivera. En aquella ocasión se les incautaron, además del vehículo, un total de 70 dosis de cocaína y de heroína, entre otros efectos. 

Desde la comisaría se tuvo conocimiento de que “Miniyó” sustituyó a M.D.A. y reclutó a Ó.J.A.F., de 33 años, apodado “Madriles, y que llegó a Ribeira procedente de Vigo. En la época en que les realizaban un seguimiento tuvo lugar un apuñalamiento en la movida nocturna de Bandourrío, tras la que esa última incorporación ingresó a prisión como supuesto autor de un par de navajazos a otra persona. La investigación permitió saber que el supuesto cabecilla empezó a contar con la colaboración más estrecha de “O Sero” como principal distribuidor, y acabó con la detención e ingreso en prisión de ambos. En los seguimientos esporádicos a “Miniyó se le pudieron acreditar una veintena de pases de droga semanales. Uno de los problemas con que se encuentra la policía es que ese individuo trabaja con aguadores, que avisan de la presencia policial, ya sea uniformados y en coches patrulla o camuflados. La investigación policial sigue abierta y no se descarta que se puedan producir nuevas detenciones.

Comentarios