lunes 18/1/21

Un joven se dio a la fuga después de un accidente en Palmeira, pero fue localizado y dio positivo en alcohol

Los agentes de la Policía Local ribeirense lograron localizar el vehículo responsable del siniestro gracias a que alguien anotó su matrícula completa antes de que se marchase
El furgón Iveco sufrió algunos daños materiales  en su parte frontalateral izquierda | CHECHU RÍO
El furgón Iveco sufrió algunos daños materiales en su parte frontalateral izquierda | CHECHU RÍO

El Alto de Palmeira, en la confluencia de la Rúa do Vilar con las calles Mestre Lorenzo Mene y Doutor Torres (kilómetro 35 de la carretera comarcal AC-305), fue escenario en torno a las nueve de esta mañana de un accidente de tráfico consistente en una colisión entre un Ford Focus y un furgón Iveco. El coche procedía de Ribeira y al llegar al referido cruce trató de girar a la izquierda para seguir por la calle que lleva hacia el colegio y embistió frontolateralmente al otro vehículo citado que circulaba por el otro carril. El conductor del turismo, un vecino de Bretal (Olveira) de 20 años, se dio a la fuga tras la colisión pero, gracias a que alguien pudo anotar la matrícula completa del automóvil, se le pudo localizar en su domicilio por parte de la Policía Local ribeirense. El Ford Focus sufrió importantes daños en la parte frontal y la aleta izquierda, mientras que el furgón también presentaba los mayores desperfectos en la su parte frontalateral izquierda.

Posteriormente, al lugar del siniestro y a la casa del muchacho acudió una patrulla del destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago de Compostela para encargarse de instruir el atestado. El joven piloto dio positivo en la prueba de alcoholemia que se le practicó, arrojando tasas de 0,56 y 0,58 miligramos de alcohol por litro de aire espirado -más del doble de la máxima permitida-, además de dar positivo en la prueba indiciaria de consumo de drogas, a falta de confirmación del positivo por el laboratorio de referencia.

Por ello, presumiblemente se le imputará un delito contra la seguridad vial, al verse implicado en un accidente de circulación y marcharse del lugar del mismo sin prestar auxilio, ni dejar sus datos. Además, desde la Benemérita se resaltó que el motivo de viaje de dicho automovilista no estaba autorizado dentro del estado de alarma puesto que, según la propia manifestación del conductor, regresaba del domicilio de un amigo, donde había estado “tomando unas copas”,  por lo que se le propuso para sanción ante la Subdelegación del Gobierno de A Coruña por incumplir la medida de confinamiento. l

Comentarios