Juan Carlos Quer declara ante el juez que la hermana del O Chiclé le dijo que Rosario es “muy mala”

El padre de Diana Quer declaró ante el juez instructor del caso que una hermana de José Enrique Abuín Gey, alias “O Chiclé”, a la que identificó por el sobrenombre de Susi.

Juan Carlos Quer declara ante el juez que la hermana del O Chiclé le dijo que Rosario es “muy mala”
Juan Carlos Quer compareció como testigo el pasado 21 de marzo | Chechu
Juan Carlos Quer compareció como testigo el pasado 21 de marzo | Chechu

El padre de Diana Quer declaró ante el juez instructor del caso que una hermana de José Enrique Abuín Gey, alias “O Chiclé”, a la que identificó por el sobrenombre de Susi, le manifestó que la mujer de ese individuo, Rosario Rodríguez Fraga, es “muy mala persona”, por no dejar que los abuelos vean a sus nietos, que intentaba evitar los embargos para no responder y que buscaba una solución económica ante el temor de que quedaran trabados los bienes, haciendo movimientos para quitar el dinero. Fue el 21 de marzo en su comparecencia como testigo, en la que aportó para un cotejo su teléfono móvil en el que recibió la carta que supuestamente escribió y envió a su familia el rianxeiro detenido por la desaparición y muerte de su hija.

Juan Carlos Quer, que reconoció que nunca antes había mantenido contacto directo alguno con Susi Abuín y que recibió los mensajes con las copias de la carta desde un número que no tenía guardado en su agenda de contactos. Según relató el padre de Diana, fue una vecina “de bien” de Rianxo la que el pasado 3 de marzo le transmitió un mensaje para decirle que llamase a los padres de Abuín Gey, pues querían hablar con él pero no se atrevían. Recordó que había conseguido el teléfono de la familia el día en que regresó a Madrid con el cadáver de su hija y vio en la televisión la imagen de la madre llorando y que la llamó para decirle que contaba con su perdón, porque ella no era la culpable del hecho delictivo. En la citada jornada de marzo, que recordó que era un sábado, les telefoneó un par de veces, pero no obtuvo respuesta, pero al día siguiente Juan Carlos Quer recibió una llamada de Margarita Gey, la madre de “O Chiclé”, que estaba nerviosa y, entre sollozos, le indica que quiere que se haga justicia y que quería que supiera una cosa que debía conocer.

Como no lograba entenderla, se puso al aparato su hija Susi, que “tiene una forma de manifestarse más clara y más contenida”, y le dijo que tiene una carta en la que se indica que la mujer de Enrique Abuín estaba con el encausado la noche de los hechos. Juan Carlos Quer le indicó al juez que nada más recibir la carta se lo agradeció “por su humanidad”, y seguidamente se la trasladó a su abogado, que ejerce la acusación particular, y también al investigador de la Guardia Civil con el que mantuvo contacto durante el tiempo en que su hija Diana estuvo desaparecida, “porque habrá que determinar en primer lugar si es cierta o no la autoría”.

Y dijo que tras la conversación que mantuvo con Susi, hermana de “O Chiclé”, le llamó el padre del encausado, al que casi no fue capaz de entenderle más allá de que le pedía perdón, pues lloraba y tenía dificultades de expresión. Juan Carlos Quer le dijo: “descanse usted tranquilo. Ha hecho lo que debía hacer y ya está”.