lunes 01.06.2020

Los jueces ribeirenses enviaron a prisión preventiva a 18 personas en tres meses

Quebrantamientos, violencia doméstica, robos con violencia o fuerza son los delitos con mayor incidencia

José Domingo González “Miniyó” y Francisco Javier Muñiz “O Sero” fueron a prisión el día 13
José Domingo González “Miniyó” y Francisco Javier Muñiz “O Sero” fueron a prisión el día 13

Contrariamente a la sensación que pueda existir en la calle, en lo que va de año, y más concretamente desde el pasado 23 de enero, fueron 18 detenidos por Guarida Civil y Policía Nacional a los que los jueces de Ribeira enviaron a prisión preventiva por considerar que reunían los requisitos para ello, además de que fue solicitado por la Fiscalía o alguna acusación particular. Los delitos de los que se les acusa evidencian que la autoridad judicial no está dispuesta a tolerar la reiteración delictiva que tanto preocupa a la ciudadanía, en cuestiones como quebrantamiento de condenas, sobre todo por incumplimiento de órdenes de alejamiento, violencia de género o en el ámbito doméstico, los robos con fuerza y violencia e intimidación, y tráfico de drogas.

Los jueces ya dejaron muy clara cual era la línea que no estaban dispuestos a dejar que se rebasase al mandar el 23 de enero a la cárcel de manera provisional, a la espera de juicio a un boirense al que la Guardia Civil detuvo por quebrantar una condena. Cuatro días después tomaron esa misma dirección el ribeirense Pablo Fojo Mariño “Jarrones” y el pobrense Domingo García Sevilla “Calila”, a los que la Policía Nacional arrestó por robo con violencia e intimidación, al considerarlos como los presuntos autores del atraco a la gasolinera de Salmón, en el que uno disparó con una escopeta e hirió de gravedad en una pierna a un joven empleado. 

En febrero fueron para prisión dos detenidos por la Policía Nacional. Concretamente, el día 6 fue Carlos Javier Blanco Sanmartín, por robo con fuerza y al que el Juzgado de lo Penal Número 3 de Pontevedra le revocó, por una orden del pasado noviembre, la suspensión cautelar de la condena. El otro fue Gustavo Alejandro Jara Oñate el día 20, aunque en este caso no trascendió el delito por el que fue enviado a la cárcel. Algo similar sucedió el 3 de marzo con Ramiro Deira Piñeiro, arrestado por la Guardia Civil de Boiro. 

Ese tercer mes del año fue prolífico en traslados a la prisión de Teixeiro, con media docena. Además del ya referido, fueron para la cárcel Pablo Tembra Torrado por violencia doméstica (día 10) tras su detención por la Guardia Civil. De los detenidos por la Policía Nacional fueron a prisión preventiva Justina Samuel investigada por trata de seres humanos para la prostitución e integración en grupo criminal (día 13); Roberto Carlos Lema Vila “Roberto do Viso”, al que arrestó el CNP por robo con fuerza (día 14); Óscar Javier Arispe Fernández “Madriles”, por lesiones (día 20), y Juan Manuel Pérez Bretal “Piolín”, por quebrantamiento de condena (día 25).

Abril comenzó sin que las autoridades judiciales mandasen a detenidos a prisión, pero en las últimas dos semanas fueron siete arrestados los trasladados a la cárcel de Teixeiro. Fue el caso de Juan Manuel Pérez García, al que detuvo la Benemérita por quebrantamiento de condena (día 12). Al día siguiente tomaron esa misma dirección el aguiñense José Domingo González Torres “Miniyó”, de 26 años, y Francisco Javier Muñiz Cadabal “O Sero” -hay quien apunta que ya se encuentra en libertad-, por tráfico de drogas. Iván Romano Vilas y Jorge Caamaño Dios, arrestados por maltrato en el ámbito familiar, fueron para prisión los días 15 y 19, respectivamente, al igual que le sucedió al aguiñense Juan José Becerra Romano, de 46 años, por quebrantamiento de condena, al incumplir una orden de alejamiento hasta cinco veces (día 17). Y el último en ir a prisión provisional (día 25) fue Juan Manuel Fontao Montemuiño “Fontao”, acusado de robo con fuerza dos veces en la tienda de telefonía Hola Mobi, en el restaurante Valverde, de Corrubedo, y la parrillada Albariño, en Xarás.

Comentarios