sábado 18.01.2020

Una jueza decreta libertad para “Poalleira”, pero le fija una orden de alejamiento sobre su víctima

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Ribeira decretó ayer la puesta en libertad con cargos para el pobrense Francisco Javier I.S., “Poalleira”, de 53 años, tras su detención por parte de la Policía Local de A Pobra bajo la acusación de amenazas y lesiones que supuestamente causó a Francisco F.F., de 54 años. Así lo acordó tal y como solicitaron Fiscalía y abogado defensor, pero también accedió a la petición del Ministerio Público para que se le estableciese la medida cautelar de una orden de alejamiento de 100 metros respecto de su víctima y la prohibición de comunicarse con él, algo que también pidió Francisco F.F. en su declaración ante la jueza en la que dio su versión de los hechos y se ratificó en su denuncia. De todas maneras, se fijó la celebración del juicio rápido por esos delitos para el día 21.

“Poalleira” fue puesto a disposición de la autoridad judicial en torno a la una de la tarde de ayer por parte de la Guardia Civil boirense después de que la Policía Local de A Pobra lo arrestase como consecuencia de que Francisco F.F. denunció que a las 19.00 del martes le propinó una brutal paliza en la estación de autobuses, donde estaba esperando junto a su pareja parar ir hasta O Campiño. Dijo que el agresor le dio puñetazos y patadas y lo tumbó en el suelo, en donde le propinó otra patada en la cabeza que fue la que le provocó una herida inciso contusa de 4 centímetros en el cuero cabelludo en zona interparietal, por la que recibió 3 puntos de sutura.

La víctima recordó que hace una semana “Poalleira” le golpeó con una barra de aluminio en la cabeza cuando quiso mediar entre él y su pareja y le provocó dos coágulos en la cabeza, por los que precisó estar hospitalizado. Dentro del afán de venganza que les mueve, ambose declararon que cualquier día se hacen daño con consecuencias más graves. l

Comentarios