• Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

La jueza envía a la cárcel a la supuesta autora material de una estafa bancaria en la zona

La titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ribeira, Elena García Díez, dictó pasadas las 16.30 horas de ayer un auto de ingreso en prisión para Sandra Álvarez Gude, de 22 años, natural de Ribeira pero residente en Boiro, como supuesta autora material de un delito continuado de estafa bancaria.

La jueza envía a la cárcel a la supuesta autora material de una estafa bancaria en la zona
Sandra Álvarez Gude fue enviada a la cárcel de Teixeiro acusada de estafa | Chechu
Sandra Álvarez Gude fue enviada a la cárcel de Teixeiro acusada de estafa | Chechu

La titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ribeira, Elena García Díez, dictó pasadas las 16.30 horas de ayer un auto de ingreso en prisión para Sandra Álvarez Gude, de 22 años, natural de Ribeira pero residente en Boiro, como supuesta autora material de un delito continuado de estafa bancaria. Resultaron cruciales para su imputación las imágenes de las grabaciones de las entidades financieras a las que accedió para cometer los hechos y en las que se la identifica. Ella declaró que los otros arrestados la obligaban. La Guardia Civil le imputó dos delitos de estafa bancaria y otras tres tentativas, seis por usurpación de estado civil, una simulación de delito -denuncia falsa-, un robo con fuerza y le figuraba una requisitoria judicial dimanante del mismo juzgado que ayer le tomó declaración.
Media hora antes habían quedado libres con cargos, tras acogerse a su derecho a no declarar, los otros cuatro detenidos por la Guardia Civil boirense en la operación Picaruela II. Se trató de su novio, Manuel L.M., de 28 años, sus hermanos gemelos, Anxo L.M. y Álex L.M., de 21 años, y la madre de los tres, Ángela M.S., de 64 años, todos ellos naturales de Olveira, pero residentes en Boiro. A esta última se le imputa un delito de estafa bancaria y dos de tentativa como coautora, mientras que a sus hijos se le investiga como coautores de una estafa bancaria y una tentativa. Todos cuentan  con numerosos antecedentes policiales, siendo detenidos por hechos similares -a Sandra Álvarez Gude y a su novio, Manuel L.M., se les detuvo en julio por estafa bancaria-, y por robos con fuerza. 
La detención de estas cinco personas fue fruto de semanas de investigaciones para esclarecer estafas bancarias que se llevaran a cabo de manera permanente en sucursales bancarias de O Barbanza y alrededores. La forma de cometer dichas estafas consistía, según la Benemérita, en que Sandra Álvarez contactaba con sus víctimas por internet a través de una aplicación de compra-venta de objetos nuevos y de segunda mano y, con el pretexto de realizar una compra, les pedía el número de cuenta para llevar a cabo un ingreso de dinero, al igual que la fotocopia de su DNI. 
“La autora escogía gente de características similares a las suyas y, una vez con esos datos, se personaba en los bancos simulando ser la titular de la cuenta, manifestando a los empleados que extravió el DNI, aportando a veces capturas de pantalla del móvil con su foto y que presentaban bastantes coincidencias físicas con la persona estafada y otras veces presentaba denuncia de extravío de su DNI bajo el nombre de la persona estafada”, señaló la Guardia Civil. Y dijo que la joven contactaba con sus víctimas con datos de un varón al que previamente le robó el DNI, haciéndose pasar por él. Para llevar a cabo estas acciones se valía de los otros detenidos que le daban cobertura y la trasladaban de un lugar a otro, a la vez que se repartían el dinero estafado, que se calcula en 8.000 euros. Las investigaciones siguen abiertas y no se descarta que cometiesen estafas en otros sitios.l