miércoles 28/10/20

Los ladrones vuelven a robar en la cantina del campo sintético de A Fieiteira y se llevan más de 500 euros

Los amigos de lo ajeno han vuelto a hacer de las suyas en las instalaciones del complejo deportivo de A Fieitera, en Ribeira, causando daños en algunas puertas y robando mercancía de la cantina del campo

Los amigos de lo ajeno han vuelto a hacer de las suyas en las instalaciones del complejo deportivo de A Fieitera, en Ribeira, causando daños en algunas puertas y robando mercancía de la cantina del campo de hierba artificial,y además camisetas de algunos de los equipos de fútbol del Sálvora, algo que le causa un gran trastorno al club.
El suceso tuvo lugar durante la madrugada del sábado al domingo, pero no fue hasta las nueve de ayer que se tuvo conocimiento, al llegar los padres de los jugadores para trabajar en los partidos programados para esta jornada.

Según pudo saber este periódico, los ladrones forzaron la cerradura de la cantina con una palanca, provocando que quedase estallado uno de los cristales y una vez dentro sustrajeron chucherías, chocolatinas, bollería y bebidas que tiene el Sálvora para vender durante los partidos, así como las camisetas de varios de sus equipos.
Pese a que el importe de lo robado supera con creces los 500 euros -todavía no se ha cerrado el inventario de lo sustraído-, lo más grave que se le ocasiona al club es el robo de las camisetas, pues supone un gran trastorno ya que a estas alturas de la temporada no es fácil conseguir otras nuevas en un corto espacio de tiempo, además de que el club tendrá que asumir un gasto que no estaba previsto.

Contrarreloj
Fuentes de la entidad indicaron que están tratando de juntar las prendas necesarias para contar con las suficientes para que no se vean afectados sus equipos, pero no será suficiente y tendrán que trabajar contrarreloj en las dos próximas semanas para adquirir otras nuevas.

Afortunadamente, esta incidencia no afectó a los partidos de este domingo.

Desde el Sálvora ya se pusieron los hechos en conocimiento de la Policía Nacional, que envió una patrulla al lugar. Además, los cacos también forzaron otra puerta de un almacén en donde otro club de la ciudad, el Atlético Ribeira, guardaba chucherías para vender en el transcurso de los partidos de su equipo sénior, aunque este todavía no ha hecho inventario de lo que le falta.

Comentarios