viernes 28.02.2020

Lodos de excavaciones de la obra de la futura comisaría van a parar a un banco marisquero de O Touro

El pósito de Ribeira pedirá la paralización de los trabajos hasta subsanar el problema si les causa perjuicios
El agua del río manchada de lodos vierte en la playa de O Touro desde hace días | Chechu
El agua del río manchada de lodos vierte en la playa de O Touro desde hace días | Chechu

La Cofradía de Pescadores de Ribeira ha advertido que, fruto de los destierres que se están realizando en una parcela del lugar de O Touro para la construcción de la nueva comisaría local del Cuerpo Nacional de Policía, se están generando una serie de lodos que están yendo a parar a un río que pasa por esa zona y que desemboca en la playa y en el banco marisquero de As Eguas. El patrón mayor, José Antonio Pérez Sieira “Rubio”, indicó que la semana pasada se percataron de lo que estaba pasando al comprobar la coloración marrón claro del agua, y luego comprobaron su procedencia al ver como brotaba por la salida del referido cauce fluvial.  

Pérez Sieira precisó que por el momento sólo se puede hablar de agua manchada de barro, pero que no llegaron a apreciar fangos en el fondo, pero que están preocupados en relación a que puede que salgan lodos y se depositen en la zona del banco marisquero en el que tienen previsto sembrar cría de almeja babosa. Ante esa situación, indicó que contactaron con la empresa responsable de esa obra para que adoptase las medidas para ponerle freno y evitar lo que estaba pasando en la medida de lo posible. También dio a conocer el problema al alcalde, que se comprometió a hacer las gestiones conducentes a que se pueda dar por solucionado ese problema que puede tener graves consecuencias para la cofradía.

Por ahora, el agua sigue saliendo turbia o con la referida coloración, por lo que desde el pósito indicaron que están vigilantes ante lo que pueda pasar y que en caso de que salgan lodos, se depositen en su zona de cultivo y les causen perjuicios, José Antonio Pérez anunció que se verán obligados a pedir irremediablemente la paralización de la obra hasta que se solucione el problema.
Otro problema que está ocasionando por esta obra es el barro generado en las obras de excavación y movimientos de tierras, al derramarse o extenderse por la calzada debido al paso de camiones cargados con la tierra extraída. Ello fue denunciado por varios vecinos hace unos días ante la Policía Local ribeirense, que elaboró un informe al respecto, que incluye fotografías, y que le hizo un requerimiento a la empresa para que procediera a limpiarlo.

Comentarios